Acusaciones de Maduro son “Quincallería mediática”

Por Carlos Vilchez Navamuel

Maduro acusa a CNN
Un comentario escrito por Antonio María Delgado titulado “Desaforadas acusaciones de Maduro revelan crisis interna del chavismo”  El artículo que fue publicado en el Nuevo Herald el 19-06-13 nos explica el por qué las constantes acusaciones de Maduro contra la oposición, nosotros pensamos que son producto también de una estrategia mediática que él y su gobierno han planificado.

Empieza el escrito así: “Además de enfrentar a la recién formada Fuerza Aérea de la oposición y tener que cuidarse de ex funcionarios estadounidenses que le esperan en esquinas oscuras para inocularle alguna enfermedad, Nicolás Maduro también debe lidiar con las operaciones de sabotaje del imperialismo que hacen estallar refinerías y utilizan Twitter para coordinar ataques a clínicas cubanas. Aparentemente no hay mal en Venezuela que no haya sido causado por la oposición, o al menos así lo quiere hacer ver los altos portavoces de la “revolución bolivariana” en su desesperado intento por forjar la unidad dentro de sus filas, dijeron analistas.”

A esta estrategia el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Simón Bolívar, José Vicente Carrasquero, le llamó “Quincallería mediática”, y añadió:  “En Venezuela, la situación  está  muy mal. Ya  hay  gente  en  el chavismo que piensa que  el gobierno  no está funcionando bien.   Eso deja a Maduro  con  la  necesidad  urgente  de salir  a  apelar  a  algo  que invite al nacionalismo, y a unirse alrededor del chavismo” http://www.elnuevoherald.com/2013/06/19/1502983/acusaciones-de-maduro-revelan.html#storylink=cpy

Es tan débil el gobierno de Maduro dentro y fuera del chavismo, que inventaron esta estrategia mediática para sostener el descontento ciudadano,  apelan a grandes mentiras que a veces rayan en lo ridículo, entre ellas las conspiraciones contra el presidente impugnado y su gobierno.

Para nosotros la estrategia tiene dos objetivos, el primero es maximizar en negativo cualquier cosa que haga o diga la oposición, por ejemplo, si Henrique Capriles sugiere que se haga un cacerolazo, los funcionarios del gobierno aparecen en los medios diciendo que su opositor quiere desestabilizar el país, las continuas acusaciones de parte del gobierno llamándolos fascistas tiene como objetivo confundir a sus seguidores para que ignoren precisamente que muchos de sus actos sí son fascistas,  el segundo objetivo es inventar hechos falsos como el que afirmó el presidente impugnado cuando dijo que desde Colombia se está tramando su asesinato, que le quieren inocular un cáncer para matarlo a poquitos, que la oposición compró 18 aviones, que la CIA y la oposición están tramando un golpe de estado, acusó a CNN cuando dijo  “El canal de noticias “CNN en español es una televisora puesta al servicio de la desestabilización, que llama abiertamente a golpe de Estado en Venezuela, que tergiversa la vida política y social de nuestra patria”  ha asegurado  además que existe una guerra psicológica para derrocarlo, en fin ya no hayan que inventar, y todo esto se debe por supuesto a una estrategia bien programada.

La debilidad de este gobierno y en especial de quien ha estado al frente se origina desde la supuesta llegada de Chávez procedente de Cuba al hospital de Caracas y de las dudosas y continuas declaraciones sobre su salud, así como las maratónicas reuniones que dijo haber sostenido con el expresidente, todo esto dio como resultado que lo llamaran “Mentira fresca.”  Luego vinieron las elecciones con los resultados de todos conocidos  y el hecho más relevante se produjo cuando su opositor,  Henrique Capriles se negó a aceptar dichos resultados por haberse comprobado serias anomalías en las elecciones que posteriormente  impugnó ante el TSE,  lo que debilitó enormemente a Maduro en el ámbito nacional e internacional.

Compartir