Bienes Raíces en Costa Rica, La ética en el Corredor


Por Carlos Vilchez Navamuel
Consultor de Bienes Raíces
[email protected]

(7mo.de siete artículos)

Como en toda actividad profesional, en la Correduría de Bienes Raíces existen muchos aspectos de tipo ético que todo Corredor debe de entender, las Cámaras de Bienes Raíces tienen sus propios Estatutos, Reglamentos y Códigos de ética, estos sirven de guía a sus afiliados para ser buenos Corredores y facilitar los negocios para que se realicen de manera corrrecta con todas las personas que participan en la negociación.

La ética tiene que ver con los valores sociales, culturales, y están ligados especialmente con responsabilidad, confidencialidad, honestidad, veracidad y fidelidad sin importar la actividad que se desarrolle.

Como bien nos señala Ana Hirch Adler en un trabajo que hizo en la Universidad Nacional Autónoma de México sobre la ética profesional “El comportamiento ético es parte intrínseca de la profesión y del sentido y proyectos de vida de los sujetos. Constituye, además, junto con la competencia profesional y técnica, lo que las personas mejor pueden apreciar de su labor.”

Por estas razones si la propiedad la están vendiendo a través de un Corredor u oficina especializada, participarán principalmente en la negociación el Corredor, el propietario, clientes compradores y posiblemente otros Corredores, de ahí que con todas estas personas involucradas, se deba de actuar con mucha responsabilidad, consideración, lealtad, mutuo respeto y debe de haber buena comunicación.

En otro artículo mencioné algunos aspectos generales sobre la necesidad de cambiar hábitos y costumbres en la actividad de los Bienes Raíces, llamé “malas costumbres” a aquellas formas de trabajar arraigadas a una época y generadas por la ignorancia y el poco mercado al que estaba sujeto este negocio. Mencioné dos de ellas concernientes al comportamiento de los propietarios; la primera el contratar a muchos Corredores(as) al mismo tiempo para la promoción de la misma propiedad y la segunda, la de no firmar documentos de autorización para tal propósito.



Aunque la mayoría de la gente no lo comprenda aún, el primer aspecto mencionado produce “un eco” que no es conveniente ni para los propietarios ni para el negocio que se quiere realizar, por ejemplo, el que una propiedad esté en el mercado en las actuales condiciones, es decir que muchos Corredores promocionen la misma propiedad significa que muchas personas tienen la información general no solo la de la propiedad en si, sino información confidencial sobre los dueños de las propiedades, urgencia de venta, problemas legales o económicos son solo unos ejemplos de esto, todo por seguir estas malas prácticas.

El segundo aspecto es también importante y este se produce precisamente por no tener contratos o convenios con los dueños de las propiedades, los Corredores(as) en ciertas oportunidades no saben a quien serle fiel, a veces los vemos mas bien como si estuvieran del lado del comprador y no de parte del dueño de la propiedad que están correteando o promocionando y que es él al final quien pagará la comisión. Por otra parte podrían utilizar esa información confidencial para sus propios fines, lo que no es ético. En resumen el Corredor(a) debe de ser muy discreto y mantener en secreto la información confidencial.

Si un Corredor(a) o compañía dedicada a este negocio decide tomar una propiedad para “Correrla” o promocionar su venta, este Corredor(a) debe de hacer todo lo posible para que la propiedad que está representando se venda o se alquile en el precio acordado, debe de tener en cuenta siempre que el que le va a pagar su comisión es el dueño de la propiedad que lo escogió, no el comprador.

El Corredor(a) debe de estar muy claro cuando acepta y cuando debe rechazar promover una propiedad, tener muchas propiedades en cartera no significa que sea un buen Corredor(a), es más profesional un Corredor(a) que se focaliza en pocas propiedades, esto le permitirá hacer el mejor esfuerzo y tendrá una pronta recompensa.

Es bueno conocer que en otros países como EEUU existen Corredores de Bienes Raíces exclusivamente para compradores de propiedades y su labor es conseguir la propiedad que el inversionista quiere, este Corredor buscará la mejor propiedad al mejor precio posible, el comprador es el que pagará su comisión.

En Costa Rica se conoce muy poco al respecto, pero en los últimos tiempos he visto anuncios de ciertas compañías que empiezan a ofrecer este tipo de servicio.

Pienso que en nuestro país cualquier Corredor(a) bien capacitado podría realizar y llevar a cabalidad este trabajo, el asunto consiste únicamente en el nivel de confianza que le pueda tener el inversionista o comprador al Corredor(a).

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: