Chávez: Líder de Ingenuos y Marginados pero no de todos los Venezolanos

Por Carlos Vilchez Navamuel:

El título de este escrito  no contiene un sentido peyorativo, todo lo contrario, las palabras ingenuos y marginados están escritas con todo respeto y con conocimiento de lo que estos vocablos significan, deberíamos de haber incluido eso sí otras palabras como intelectuales de la izquierda radical y aprovechados, el título sería entonces: “Chávez líder de ingenuos, marginados, intelectuales radicales de izquierda y aprovechados, pero no de todos los venezolanos” sin embargo quedaría muy largo, y esto lo decimos porque sabemos que Chávez también se convirtió no solo en el líder de los ingenuos y marginados, si no también de algunos intelectuales de la izquierda radical que están totalmente convencidos de que el socialismo del siglo XXI -comunismo disfrazado- es el nuevo paradigma en la política latinoamericana, se convirtió también en líder de los aprovechados, de todos aquellos sin escrúpulos que no les importa cual régimen gobierne mientras ellos estén haciendo mucho dinero.

En Enero de 1960, teníamos solo 10 años, era mi primer viaje de vuelta a Caracas, (habíamos salido de Venezuela cuando teníamos tres años)  lo recuerdo muy bien, en esa fecha ya existían miles de ranchos de gente marginada en todos los cerros en los alrededores de Caracas, recuerdo también como nuestros familiares de origen español nos explicaban que la gente que vivía en esos cerros no les faltaba  nada, con los binoculares podíamos ver que la mayoría tenía su televisor, cocina de gas, nevera y muchos de estas familias un viejo automóvil. Nos decían que el gobierno se había propuesto erradicar estos ranchos construyendo enormes edificios de apartamentos multifamiliares que le facilitaban a la gente, pero que muchos de ellos al mudarse se quedaban unos días y luego abandonaban los apartamentos desmantelándolos, así regresaban de nuevo a sus ranchos con todo lo que podían. Sí los pobres existían, pero no se notaba odio por ninguna parte.

Solo habían pasado dos años desde aquel golpe de Estado que le habían dado a Marcos Pérez Jiménez y solo dos años de que se firmara el famoso Pacto de Punto Fijo en 1958, pacto que funcionó y permitió la estabilidad política en democracia por espacio de 40 años.

Durante esos años gobernaron dos partidos políticos “supuestamente” contrarios, los Adecos (socialdemócratas) y los Copeyanos (socialcristianos) ambos partidos con ideas socialistas que se repartieron el poder y todo lo que esto significaba, prebendas políticas, contratos a dedo, negocios multimillonarios del Estado, pero aun así, los pobres existían pero no se notaba odio por ninguna parte.

Hubo eso sí un esfuerzo por estos gobiernos de mejorar la infraestructura en general y lo hicieron, mencionaremos solamente unos pocos ejemplos representativos de aquella época, la represa del Guri,  la más grande del mundo cuando fue inaugurada, el puente sobre el Lago de Maracaibo, el puente de la Angostura sobre el río Orinoco, los distribuidores de la Araña y el Pulpo y por supuesto el Metro de Caracas.

Pero lo que estos gobiernos no hicieron fue crear suficiente riqueza y combatir en serio la pobreza, estos gobiernos recibieron miles de millones de dólares por el petróleo pero se olvidaron de todos aquellos que en 1998 representaban el 44% de personas en estado de pobreza y del 14% de pobreza extrema.

En 1989 recién había iniciado el segundo periodo en la presidencia Carlos Andrés Pérez cuando se produjo el “caracazo”  una serie de fuertes protestas y disturbios que ocurrieron durante el segundo gobierno del CAP que comenzó el día 27 de febrero y terminó el día 28-02-1989. El caldo de cultivo para una rebelión social se estaba formando.

Era 1991, recién habíamos regresado a vivir una vez más a nuestra ciudad natal, Caracas (ya lo habíamos hecho anteriormente entre 1970-1973). Hacíamos nuestro trabajo y en una visita a una fundación -no recuerdo exactamente cual- me encontré con un folleto que exponía datos generales sobre Venezuela, en este folleto leímos algo que nos ayudó a comprender inmediatamente  porqué esos cerros continuaban  llenos de ranchos  con gente marginada.  El folleto decía entre otras cosas: “El 7% de la población es dueña del 65% de la riqueza” Este dato lo decía todo, la desigualdad era clara, y aunque en esa época Venezuela no tenía prácticamente nada de impuestos, la pobreza estaba por doquier. Aun así, todavía no se sentía odio por ninguna parte.

La gente descontenta con el gobierno del CAP y con el “caracazo” fresco en sus mentes recibe una sorpresa cuando entra en escena un sujeto desconocido llamado Hugo Chávez Frías, un teniente coronel quien junto con otras personas intentan un golpe de Estado contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez en febrero de 1992, como señalamos arriba, en ese momento nos encontrábamos viviendo de nuevo en Caracas, recuerdo muy bien aquellos días después del golpe, el acostumbrado carnaval se avecinaba, y una vez celebradas dichas fechas aparecieron niños disfrazados emulando a Hugo Chávez con su boina roja y traje de fatiga, recuerdo también que algunos amigos nos preguntábamos ¿Cómo es esto? No entendíamos como había gente que admirara a una persona que se vio envuelta en hechos violentos donde murieron más de doscientas personas  y muchas  personas heridas, la gente lo admiró desde ese momento,  sentíamos que  lo convertían   en un  héroe  en lugar  de   un “gorila”  golpista,  y  aunque  había sido detenido y encarcelado, la historia del futuro líder de los marginados e ingenuos había empezado a escribirse. Aquí un resúmen del golpe:  http://www.youtube.com/watch?v=VE3ZZ0De4eY&feature=related



Chávez alcanzó el poder gracias a toda esa gente marginada e ingenua,  alcanzó el poder mintiendo a la empresa privada,  mintiendo a los periodistas, mintiendo a su pueblo y mintiendo descaradamente al negar lo que el representaba desde el punto de vista ideológico, alcanzó el poder porque la misma prensa en Venezuela se ocupó de sobre-dimensionar la corrupción de los políticos que había en Venezuela y lo catapultó hacia Miraflores,  alcanzó el poder porque la gente cansada de las gollerías y de la corrupción aspiraba a algo mejor  y lo convirtió en su mesías.

Chávez mantiene el poder hasta el día de hoy porque esta clase marginada e ingenua  no entiende de ideologías ni de política, mantiene el poder fomentando día a día el odio entre las clases sociales con sus decenas de cientos de discursos repetitivos insultando y despotricando cuanto adjetivo se le viene a la cabeza a todos aquellos que siente que piensan diferente a él y que económicamente estaban bien,  mantiene el poder con regalos y prebendas al pueblo, al más pobre dándole oportunidades para obtener algo más de lo acostumbrado, a los militares grandes salarios,  a sus amigos negocios millonarios, al fin de cuentas los petrodólares que entran a diario son muchos.

Decimos que Chávez es un líder de ingenuos y marginados porque él no ha querido ni ha sido el presidente de todos los venezolanos, y es que él mismo con sus posturas autoritarias se ha encargado de dividir a la familia venezolana, ha fomentando el odio entre sus conciudadanos con hechos antidemocráticos, violando derechos fundamentales, expropiando a su antojo, insultando a esa otra parte de los venezolanos que la conforman hasta la fecha y que según los últimos datos de las elecciones pasadas representan más del 45% de la población venezolana.

Decimos que es el líder de ingenuos y marginados, porque la mayoría de sus seguidores no comprenden su ideología, la mayoría de ellos no comprenden los fines perversos que están dentro de este megalómano y sus amigos de la isla, estos ingenuos y marginados no comprenden aún que al depender de una sola visión política y económica en cualquier momento lo poco que reciben lo pueden perder, ¿acaso han pensado estos venezolanos que es lo que pasaría si las reglas del juego con respecto al petróleo cambiaran en el mundo y el precio de este se viniera abajo de un día para otro?  http://www.carlosvilcheznavamuel.com/oleoducto-keystone-xl-cambiara-el-suministro-de-petroleo-en-los-eeuu/

Para empeorar las cosas, Chávez con su propuesta de gobierno comete el mismo error de sus predecesores al gobernar para una sola parte de los venezolanos, la diferencia ahora, es que él lo hace de una forma despreciable al fomentar el odio entre las clases, menosprecia y margina a la clase media, a la clase empresarial y margina así a aquellos que tienen la capacidad de producir empleo, esos grupos indispensables en todas las sociedades modernas que generalmente son el motor del desarrollo  en conjunto con el Estado.

Deberán revisar también los números económicos porque nadie se explica que se han hecho los $950.000 millones de dólares que le han entrado al gobierno de Chávez  durante estos 14 años de la misma forma como no se explican los números negativos que presenta la economía venezolana, aquí una posible explicación:   http://www.cato.org/multimedia/video-highlights/juan-carlos-hidalgo-discusses-venezuelan-election-cnn-en-espanol

Chávez y su gobierno deberían de revisar su posición, sus actuaciones autoritarias y sus posturas de confrontación, deberían hacer un alto en el camino, pensar en ese otro porcentaje de la población que tanto rechaza, pero que sienten igual  que ellos cuando oyen el himno nacional o cantan el Alma Llanera, deberían también  buscar la conciliación y la unión de todos los venezolanos.

Mientras todo esto no suceda, Chávez seguirá siendo líder de ingenuos y marginados, pero no de todos los venezolanos.

 

 

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: