¿Chavismo sin Chávez?

Por Carlos Vilchez Navamuel

Carlos Vilchez Navamuel (foto 2)

Dada las condiciones de salud tan delicadas del golpista de 1992 y actual presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías, los analistas políticos empiezan a dar ciertos pronósticos sobre si sobrevivirá ese movimiento llamado chavismo sin la presencia de su artífice, el propio Chávez.

Entre estos analistas se encuentra nada menos que el ideólogo y sociólogo alemán Heinz Dieterich, el hombre que acuñó el término “socialismo del siglo XXI” y considerado uno de los  mentores del presidente Hugo Chávez quien contestó una serie de preguntas al  Diario La Tercera y que exponemos a continuación:

¿Es irreversible el estado de salud de Hugo Chávez?       Todo indica que el cáncer que sufre el presidente es un rabdomiosarcoma, que es un cáncer de diseminación rápida. Las probabilidades de que el presidente sobreviva a mediano plazo son escasas. Es imposible que vuelva a ejecutar el cargo del presidente.

¿Por qué el presidente venezolano optó por escoger a Nicolás Maduro como su heredero político?     Por tres razones: 1) Confía en que Maduro es el delfín que con mayor fidelidad tratará de continuar el proyecto político creado (bolivariano o chavista); 2) Maduro es popular con la gente, y 3) Por lo mismo, puede ganar las elecciones contra Capriles.



 ¿Qué rol podría jugar Diosdado Cabello? ¿Qué tanto poder tiene?    Cabello es, por naturaleza, un apparatchik. No sirve para actividades públicas, porque es un pésimo orador, no sabe hilar una argumentación coherente y no tiene carisma. Todos esos son atributos que la cultura política creada por Chávez requiere. En cambio, Cabello podría ser útil como ministro. El problema es que es ambicioso y no muy ético y, por lo tanto, no leal. En cuanto al poder, sin duda, ha sido siempre uno de los cuatro hombres más poderosos del proceso chavista, desde el 2000.

¿Cómo será la lucha interna del chavismo por la sucesión de su líder en caso de que éste fallezca o no pueda asumir el próximo 10 de enero?       Durante los últimos días, el presidente ha reforzado sistemáticamente el poder de Maduro, dándole facultades económicas, hablando con él por teléfono y convocándolo ahora a La Habana. Es decir, interviene activamente en la lucha por el poder de sucesión, procurando debilitar a Cabello. Los militares son leales al presidente y ellos son el poder decisivo. Obligarán a Cabello a aceptar las decisiones del comandante. El modelo chavista, es decir, el desarrollismo criollo democrático -equivalente a la socialdemocracia europea de los 70- se mantendrá al menos un período presidencial, estable. Después tenderá a seguir el camino de la AD venezolana a estancarse y perder la competitividad. De todas formas, el país seguirá con la típica estructura bipartidista de gobernanza política, que caracteriza al capitalismo actual y que, de hecho, nunca desapareció en Venezuela.

 ¿Es posible el chavismo sin Chávez?       Sí y no. No, porque las características fundacionales de esos proyectos históricos -como el chavismo y el peronismo- que la personalidad de sus creadores y las circunstancias concretas les imprimen, son irrepetibles. Sí, porque sus proyectos corresponden a necesidades de modernización de la economía de mercado y del sistema de gobernanza nacional. La respuesta a esas necesidades que ideó Chávez fue el modelo desarrollista-democrático criollo. Ese modelo es funcional para Venezuela y seguirá con Maduro.

¿Quién está en condiciones de ocupar el liderazgo de Chávez en América Latina?      Entre los líderes latinoamericanos de izquierda, sólo Rafael Correa tiene condiciones subjetivas semejantes a las de Chávez. Pero Ecuador no tiene el poder necesario para permitirle a Correa llenar el vacío de liderazgo que está dejando Hugo Chávez.

Para  nosotros  el chavismo  como grupo político  va a prevalecer  por  un periódo no muy largo, y con  el  tiempo irá perdiendo fuerza,  sin embargo  pensamos que además del chavismo político,  el culto a Chávez   podría   surgir pues   como lo comentamos en un escrito anterior,  “Chávez ya no solo representa al político autoritario, al líder de los pobres, si no que se   está convirtiendo además en una especie de “San Gregorio” (Santo venezolano) un líder espiritual para muchos.”  http://www.carlosvilcheznavamuel.com/el-chavismo-un-culto-religioso/

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: