Comentarios a los comentarios del presidente de Ecuador, Rafael Correa en Costa Rica


Por: Carlos Vilchez Navamuel

Rafael Vicente Correa Delgado, presidente de Ecuador y presidente pro témpore de Unasur nos dice en una entrevista hecha en Costa Rica que “Mantiene la esperanza de ver unida a Latinoamérica, tal como lo concibió el libertador José Martí.” Y agrega “Debemos de crear una gran nación de naciones”
http://www.nacion.com/2010-05-13/Mundo/NotasSecundarias/Mundo2368620.aspx

Lo que no dice Don Rafael es cómo debemos crearla y bajo que esquema la propondría, porque conociendo su ideología de izquierda, lo primero que se nos ocurre preguntar ¿Cómo lo harán, excluyendo a los que opinan diferente de los países del Alba? ¿Reconociendo únicamente a los países del cono sur? ¿Formando nuevos organismos internacionales como el propuesto en Playa del Carmen? ¿Aislando a Honduras?

La idea de crear una gran nación de naciones solamente en una parte del continente americano es pobre y mezquina, no debemos olvidar que las economías latinoamericanas se benefician de los países del norte, y son esos países nuestro principal mercado, así las cosas deberíamos mas bien pensar y trabajar en lo que propuse en un artículo anterior y que denominé la Comunidad Americana y no la visualizada por el presidente ecuatoriano en la entrevista arriba citada. Una comunidad que sea capaz de defender y velar por todos los intereses del continente, que sea capaz de fortalecer los lazos culturales, tecnológicos, económicos y comerciales, y no aislando a países que piensan y actúan de forma diferente como hasta el momento lo ha hecho el grupo del Alba, eso definitivamente sí sería una verdadera “Nación de Naciones” http://carlosvilcheznavamuel.blogspot.com/2009/12/la-comunidad-americana-ca.html



Pero como se sabe, el presidente Rafael Correa se alineó a las directrices del presidente venezolano Hugo Chávez, quien a su vez se apartó de los ideales bolivarianos y abrazó los de su amigo Fidel, y con alianzas así, solo se pueden tener falsas esperanzas.

El andar defendiendo a sus iguales Ortega, Morales y a su mentor Hugo Chávez le han dado una imagen de presidente tercer mundista con ideas del siglo pasado. Mientras tanto, la gran ironía de su vida como opositor a los EEUU y al capitalismo es tener que usar el dólar todos los días.

Por último vemos que sus dones no son especialmente la concertación y la diplomacia, pues en su propio y más íntimo espacio -el familiar- no ha sido capaz de superar y solucionar los problemas con Fabricio Correa, su hermano mayor, quien denunció hace ya algún tiempo sobre la corrupción que existe en el propio gobierno de su hermano Rafael. http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/fabricio-correa-presidente-conoce-corrupcion-370527.html

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: