Cómico o cínico “bases de paz” venezolanas en Costa Rica


Por: Carlos Vilchez Navamuel

¿Cómo actuaría el presidente Chávez en Venezuela si la embajada de Costa Rica en Caracas propusiera alguna idea semejante y la divulgara por los medios de información?

El pasado 30 de septiembre de 2009, el embajador de Venezuela en Costa Rica Néstor Pineda Prada inauguró la primera “base de paz” en Costa Rica, y nos decía que el propósito es “para el encuentro, la solidaridad y la paz” en la región latinoamericana y alertar sobre la “amenaza guerrerista que adelanta el imperio estadounidense” bajo la “fachada de lucha contra las drogas” esto después de que la administración de Chávez lo hiciera también en territorio venezolano, mexicano, cubano y nicaragüense.

Estas bases de paz fueron creadas por Chávez con la meta de crear pensamiento contra la supuesta política armamentista de Washington y la idea es contestar de alguna manera a las bases militares estadounidenses que se instalan en algunos países latinoamericanos justificadas para combatir el narcotráfico.

En una declaración el embajador Pineda afirmó: “El imperio (EE.UU.) pretende desestabilizar los gobiernos democráticamente electos, pero nosotros somos peregrinadores de la paz”.



Al enterarse el presidente de Costa Rica Oscar Arias, preguntó ¿Qué es eso? Y ordenó a la Cancillería de la república investigar el significado y las implicaciones de “la base de paz” inaugurada por el embajador venezolano, Néstor Pineda, pues podría estar violando las reglas internacionales establecidas en la Convención de Viena que rigen las relaciones entre estados por entrometerse en asuntos internos.
Ver:http://www.nacion.com/ln_ee/2009/octubre/14/pais2122619.html

También algunos diputados costarricenses han solicitado que se aclare cuales son los objetivos reales que tiene el gobierno venezolano para instalar estas bases en territorio nacional y le recuerdan a la embajada venezolana que su función es diplomática y que podría estar entrometiéndose en asuntos que no le competen.

Por su parte, el presidente de Costa Rica y Premio Nóbel de la Paz Oscar Arias Sánchez al ser consultado ayer 13 de octubre de 2009 por los periodistas sobre este tema, nos dice: “Yo pedí a la Cancillería que averigüe de qué se trata eso. Porque es cómico el nombre “bases de paz” en Costa Rica. Es cómico o es cínico. No hay ningún país más pacífico que Costa Rica en el mundo” y agregó que “Venezuela nada nos debe enseñar sobre paz” “Ese es un campo en el que Venezuela no nos tiene que enseñar absolutamente nada. Yo realmente no lo entiendo. Uno puede aprender de Venezuela como jugar mejor béisbol, pero sobre paz no nos pueden enseñar nada”, agregó el gobernante.

Y uno se pregunta: ¿Cómo actuaría el presidente Chávez en Venezuela si la embajada de Costa Rica en Caracas propusiera alguna idea semejante y la divulgara por los medios de información? ¿acaso no sería una intromisión? Y si no es así, ¿Aceptaría el gobierno de Venezuela que la embajada de Costa Rica en Caracas promueva en el futuro algunos, foros o cursos sobre democracia, paz y los beneficio que con lleva a los países no tener un ejército? puesto que Costa Rica tiene mas de 60 años de no tener ejército y se le considera una de las democracias más sólidas de América.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda:

4 comments for “Cómico o cínico “bases de paz” venezolanas en Costa Rica

  1. Anonymous
    17 octubre, 2009 at 18:15

    Está buenisimo, mandalo a la Nación y también envíalo al Miami Herald, con suerte te lo publican por allá, que está muy bueno el artículo.
    Saludos
    Ale C

  2. Eduardo Soto
    17 octubre, 2009 at 22:19

    Publicaciones como estas, son muy importantes para sacarnos del adormecimiento y conformismo. Debemos estar alerta y velar por nuesto pais, nuestros hijos.Dormir con un ojo abierto.
    Eduardo Soto

  3. antonio
    19 octubre, 2009 at 17:07

    Carlos, felicidades por tu escrito. Adelante en la lucha por: " no a las bases de Chávez "

    Antonio López Escarré

  4. Anonymous
    19 octubre, 2009 at 22:09

    En buena hora, manifestar lo que es nuestra obligación, defender la herencia de la paz.
    Lucha sin fin…