Corea del Norte detiene su programa nuclear por alimento

Por Carlos Vilchez Navamuel

Localizada al este de la República Popular China, entre los mares del Japón y Amarillo, Corea del Norte forma parte la Península de Corea, una península que fue dividida en 1945 después de la Segunda Guerra Mundial en dos zonas, una ocupada por la antigua Unión Soviética y la otra por los Estados Unidos de América, lo que produjo posteriormente dos gobiernos diferentes, el del norte con un gobierno comunista y el del sur una democracia desde 1987, ambos han reclamado la soberanía total de la península.

Aislada del mundo globalizado, con severas restricciones en las entradas y salidas del país, Corea del Norte ha sido gobernada desde 1948 por una dinastía de dictadores autoritarios Kim II Sung (1948-1994), seguido de su hijo Kim Jong-II quien gobernó entre 1997-2011 y que desde el 2010 nombró como su sucesor a su hijo Kim Jong-un a la edad de 29 años.

Corea del Norte -como todo país con un gobierno autoritario- ha dedicado sus últimos 60 años a fortalecer sus fuerzas armadas, pero no contento con esto, empezó a desarrollar un programa de armas nucleares y logró explotar su primera bomba nuclear en el 2006, hecho que suscitó amenazas y sanciones de parte del mundo Occidental y que tiene a Corea del Sur y al resto de la zona en constante alerta.



Durante mucho tiempo se han buscado salidas al conflicto de intereses que produjo esta acción con Occidente, sin embargo las últimas negociaciones con EEUU parecen haber dado resultado, noticias recién divulgadas nos informan que “El Gobierno estadounidense confirmó ayer que Corea del Norte se ha comprometido a aplicar una moratoria al lanzamiento de mísiles de largo alcance y a las pruebas y actividades nucleares, incluido el enriquecimiento de uranio. Además, Corea del Norte también acepta el ingreso de inspectores de la Agencia Atómica (AIEA) en el país para que supervisen la moratoria, detalló el Departamento de Estado en un comunicado.”

La información agrega que “Un despacho de la agencia estatal norcoreana «KCNA» indicó que el acuerdo se alcanzó durante la reunión mantenida la semana pasada entre representantes de EE UU y Corea del Norte en Pekín, en la que EE UU se comprometió a ofrecer 240.000 toneladas de ayuda alimentaria a Pyongyang. La reunión fue la primera bilateral tras la muerte el pasado 17 de diciembre del líder norcoreano Kim Jong-il, sucedido por su hijo menor, Kim Jong-un.” http://www.lne.es/internacional/2012/03/01/corea-norte-congela-programa-nuclear-cambio-ayuda-alimentaria/1206938.html

Resulta oportuno recordar que el problema de alimentación que sufre Corea del Norte ahora no es nuevo, a finales de 1990, la economía de ese país se derrumbó y el pueblo padeció una gran hambruna, Wikipedia nos dice que para esa fecha “La escasez de comida se hizo evidente en numerosas áreas. Según algunas organizaciones de ayuda, un desconocido pero gran número de personas (algunas cifran el número en torno a los tres millones; The Economist estimó que entre 600.000 y 1.000.000) murieron como consecuencia de la hambruna norcoreana de 1995-98, intensificada por un colapso en el sistema de distribución de comida. Numerosos norcoreanos penetraron ilegalmente en China en busca de alimentos.”

Esperamos que con este acuerdo se bajen las tensiones políticas y diplomáticas, que Corea del Norte cumpla a cabalidad todos y cada uno de los puntos acordados para el bien del pueblo de ese país.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: