Costa Rica en deuda con los más pobres

Por Carlos Vilchez Navamuel

Pobreza estancada

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ODM), fueron acordados en el año 2000 por 189 países  todos  miembros de las Naciones Unidas,  incluyendo Costa Rica, en total son ocho objetivos de desarrollo humano propuestos a saber: Objetivos referentes a la erradicación de la pobreza, la educación primaria universal, la igualdad entre los géneros, la mortalidad infantil, materna, el avance del VIH/sida y el sustento del medio ambiente.

En cuanto al primer Objetivo: Erradicar la pobreza extrema y el hambre el propósito fue claro:
– Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas que sufren hambre.
– Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas cuyos ingresos son inferiores a  un dólar diario.
– Conseguir pleno empleo productivo y trabajo digno para todos, incluyendo mujeres y jóvenes.

Costa Rica como veremos a continuación no podrá cumplir con el objetivo de erradicar la pobreza extrema y el hambre.

Martín Zúñiga en su artículo intitulado “Medio mundo sin hambre” nos señala que Bolivia, Guatemala, Costa Rica y Paraguay son los únicos de la región que, de acuerdo con la FAO, no alcanzarán la meta. http://www.nacion.com/foros/Medio-mundo-hambre_0_1384861503.html

En los últimos 23 años el único gobierno que logró bajar la pobreza en Costa Rica considerablemente fue el del ex presidente Rafael Ángel Calderón Fournier (1990 a 1994), así  lo afirma el escritor y diplomático costarricense,  Óscar Álvarez Araya, en su libro titulado “Sobre Libertad y Democracia”  página 122, donde nos dice que en dicha administración la pobreza bajó al 15%.

Y nosotros nos preguntamos ¿Qué pasó, por qué no se pudo sostener y reducir más la pobreza si las cosas se estaban haciendo bien?  ¿Qué hace falta para reducirla? ¿Por qué, si existen más de 40 instituciones y proyectos para reducir la pobreza, estos no están dando buenos resultados?



¿Por qué el Partido Liberación Nacional (PLN) no ha sido capaz de bajar la pobreza en dos gobiernos consecutivos? Tiempo suficiente para ver resultados ¿Cómo podría convencernos su candidato oficial cuando ofrece en campaña “Erradicar la pobreza, recuperar la gobernabilidad y hacer un estado más eficiente”, cuando los gobiernos de su partido han demostrado su incapacidad para hacerlo?  http://www.crhoy.com/johnny-araya-promete-erradicar-la-pobreza/

Juan Carlos Hidalgo del Cato Institute nos dice que “En Costa Rica tenemos 276 instituciones públicas que junto con el gobierno central gastaron el año pasado un 37,2% del PIB.

Jaime Gutiérrez Góngora nos brinda algunos datos que nos da una idea clara en dónde se va el dinero de los costarricenses, en su último artículo titulado “Carta a mis nietos”  hace referencia del cómo una de las principales instituciones que tiene Costa Rica para reducir la pobreza funciona, dice así “Todo Estado, grande o pequeño, tiene el deber de paliar la pobreza extrema, pero no arruinar al país en el intento por lograrlo. Si, como ustedes me han dicho, la pobreza extrema es vergonzosa para todos, no escojan para corregirla al Estado grande, que nunca lo ha hecho bien en ninguna parte. En el 2012, el IMAS repartió a los pobres solo el 66% de lo que recaudó. Pero, además, para repartir esa suma, gastó ¢46.103 millones. Y el índice de pobreza no ha variado”. (Las negritas son nuestras)

Añade Gutiérrez Góngora en ese escrito que “En nuestro país, el gasto total del sector público en compras y en sueldos (más un poco en intereses) representó el 62,1% del PIB en el 2012. En Uruguay, el sector público apenas consume el 28,9% del PIB. Su presidente socialista, José Mujica, escogió, como Lula, el progreso, en contraste, por ejemplo, con el Socialismo del Siglo XXI de Cristina Fernández en Argentina”.  http://www.nacion.com/foros/Carta-nietos_0_1384861506.html

Don Emilio Bruce escribe este viernes 20 de diciembre en su columna de la Republica “Sinceramente”  un artículo titulado “Arquitectos de nuestro destino”   entre las cosas que comenta, nos recuerda  que “Desde el Gobierno de don Luis Alberto Monge el país ha ido paulatinamente siguiendo una senda de desregulación, de privatización, de liberación cambiaria y de precios, de ruptura de los monopolios estatales comenzando por el bancario. Hemos suscrito tratados de libre comercio, hemos transformado el país para que este se integre a la globalidad. Hemos fomentado la inversión extranjera, se han otorgado ventajas a todas las empresas establecidas en zonas francas. El modelo seguido de incorporar a la globalización a la economía del país, de generar puestos de trabajo con salarios buenos internacionales, pretende abrir las mejores posibilidades de progreso al trabajador costarricense. Se han forjado nuevos grandes capitales bajo esta forma de organización y a pesar de ello, la pobreza como proporción de la población costarricense sigue estable en el 20%. Se han formado capitales fantásticos y se han ensanchado brechas sociales, y hay 1.250.000 costarricenses que mal comen una vez al día, de ellos unos 350 mil un día sí y otro no”.  (Las negritas son nuestras)

Para nosotros, Costa Rica queda en deuda con este compromiso con las Naciones Unidas, y peor aún, queda mal con su gente por falta de decisiones  de parte de los últimos gobernantes que no hicieron su trabajo de forma responsable en este tema, el pueblo no entiende porqué la economía creció y no se beneficiaron las capas sociales más vulnerables, no entiende por qué existiendo tantas instituciones destinadas a la ayuda social no se logran alcanzar las metas que para estos efectos se hicieron.

Casi nadie lo menciona, pero para nosotros, mientras el aparato estatal siga creciendo en burocracia como ha ocurrido en los últimos 8 años, las posibilidades de corregir los males que tenemos  irán creciendo, las medidas han sido repetitivas y los resultados también,  el próximo gobierno deberá poner mucha atención a esto y deberá tener como prioridad  reducir los índices de pobreza sustancialmente, al hacerlo los niveles de delincuencia bajarían  y toda la sociedad se beneficiaría, la ecuación debe ser contener y ordenar el gasto público, reducir la pobreza, equidad social y  más crecimiento.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: