Costa Rica necesita un avión presidencial

Por Carlos Vilchez Navamuel

Avion en venta

A propósito de la sonada información surgida por el uso de un avión particular por parte de la presidente de la República Laura Chinchilla Miranda en varias oportunidades, sería conveniente que se estudie de una vez por todas, la posibilidad de comprar un avión para la presidencia de uso discrecional.

Y no estamos hablando de un aparato como el “Air Force One” que utiliza el presidente de los EEUU, estamos hablando de un avión ejecutivo mediano, no necesariamente nuevo, con capacidad para unos 10 o 12 pasajeros y con posibilidad de desplazarse sin hacer muchas escalas y volar  distancias razonables.

Sabemos que a muchos no les gustará esta propuesta porque pensarán que adquirir un avión tendría un costo que podría utilizarse para otros objetivos y lo mismo sucedería con el mantenimiento, pero no necesariamente el jet tiene que comprarse de los recursos del Estado, existen otros mecanismos y dineros que no se usan por la irresponsabilidad y negligencia de unos pocos que perfectamente podrían ser utilizados para estos propósitos.

La compra y el mantenimiento del avión presidencial se podría  hacer por ejemplo; con los bienes y dineros que son incautados directamente del narcotráfico, otro sería que de las ganancias que producen instituciones como el INS o los BNCR y BCR, financien un proyecto como este y que sea administrado por medio de un fideicomiso para el uso y mantenimiento de la aeronave que podría costar entre seis y doce millones de dólares dependiendo del año.                 http://www.avbuyer.com/aircraft/result.aspx?view=69&model=true&cat=1&AspxAutoDetectCookieSupport=1



La imagen de Costa Rica es importante, el que el presidente viaje en aviones comerciales no es bien visto, el que al presidente se le faciliten aviones particulares de amiguitos y amigotes o de la empresa privada se presta para dar de que hablar a los periodistas y del pueblo que hoy día está más informado, el que el presidente ande pidiendo que lo lleven y lo traigan otros mandatarios deja mucho que pensar del país.

El presidente de un país representa a todos sus ciudadanos, su representación debe ser digna, pero también segura, un avión presidencial llenaría ese necesidad que por tantos años hemos padecido

El país ya no es tan pobre como algunos lo quieren hacer ver,  nuestra economía comparada a los otros países del área ha crecido, hemos firmado múltiples tratados de libre comercio, vivimos en un mundo globalizado, los presidentes constantemente se ven obligados a viajar.

Por último para que no haya malas interpretaciones, la administración de Laura Chinchilla por ejemplo, podría proponer una idea como esta para que sea estudiada y aprobada para una futura administración y no la de ella, después de todo, la señora Chinchilla más que nadie sufrió en estos días los problemas mencionados en este comentario.

Concluimos; por dignidad, seguridad, facilidad, rapidez, y la no dependencia de “la amabilidad” de ciertos empresarios o gobiernos cuando ceden o prestan un avión, sería sano adquirir un avión para la presidencia.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: