De carreteras, puentes, túneles, trenes y concesiones

Por Carlos Vilchez Navamuel

puente de la paltina 2

El siguiente párrafo lo escribí en un comentario que hice hace ya cerca de cuatro años cuando recién empezaba la administración del Dr. Oscar Arias Sánchez, el artículo se tituló: “Concesiones urgentes” http://www.prensalibre.co.cr/2006/agosto/30/opinion04.php “La infraestructura de transportes está agotada, conocedor de esto, el Gobierno debería pensar en trazar una meta para transformar en los próximos 10 años el sistema de transporte actual y dejar iniciativas de otras ideas más ambiciosas para más adelante, pero que se podrían empezar a estudiar desde ahora. El pueblo lo agradecerá. Las principales razones que tenemos para llevar a cabo la transformación de nuestra infraestructura son el crecimiento sostenido en las exportaciones, el aumento de la llegada de turistas, y el crecimiento de la población, todo esto implica la necesidad de mejorar las carreteras existentes y proyectar las que hagan falta”

Aunque esta administración con la ex ministra de Transportes Karla González hicieron un gran esfuerzo para actualizar al Ministerio de Obras Públicas y Transportes y lograron concretar algunos proyectos como la costanera sur que está casi terminada, la carretera dada en concesión a Caldera y se recuperaron algunas carreteras que estaban en mal estado, este gobierno queda en deuda en cuanto a otros proyectos como son las carreteras San José – Heredia, la nueva carretera a San Carlos, la conclusión de la carretera de circunvalación en el área metropolitana, la falta de mantenimiento de todos los puentes del país, así como el no licitar otras concesiones que urge que se tramiten, como son las carreteras de Barranca a Liberia, la de Peñas Blancas al Atlántico por la zona norte, que deberían de ser construidas de seis y cuatro carriles respectivamente y desde luego muchas obras mas.

Costa Rica requiere de forma urgente verdaderas autopistas y puentes de cuatro y seis vías para las carreteras nacionales, los puentes existentes de dos vías y en algunos casos como los puentes de la Bernardo Soto de cuatro vías están obsoletos, ya no resultan efectivos para la cantidad de vehículos que circulan en el país.



Diputados entrantes, legislen sobre este asunto, no mas puentes y concesiones de carreteras de dos vías en las carreteras nacionales. También necesitamos ampliar puentes y hacer viaductos y túneles por todo el área metropolitana que agilicen el tránsito de forma eficiente.

Con respecto a los trenes, algo se ha hecho, pero se podría haber hecho mas y mejor, el nuevo gobierno debería darse a la tarea de buscar mas fondos y apoyar al Incofer, una institución que empezó de nuevo a trabajar con un presupuesto que daban ganas de llorar.

Pero a la par de estos esfuerzos, se debería pensar mas en grande, por ejemplo en el ámbito centroamericano se podría sacar una licitación para construir un tren de pasajeros y de carga que se desplace por toda Centroamérica, con esto evitaríamos el aumento de furgones que transitan por las carreteras y al mismo tiempo se abarataría el transporte de carga.

Este tren centroamericano podría darse en concesión y por el tamaño de su recorrido y la cantidad de gente que lo podría utilizar, sí podría resultar rentable para los grandes constructores de ferrocarriles como son los franceses, alemanes y japoneses.

En cuanto a las concesiones públicas, es evidente, que algo no camina bien. ¿Está la ley de concesiones bien hecha? ¿Acaso fallan los que redactan las concesiones? ¿Porqué los concesionarios incumplen los contratos? Y concluyo con la misma pregunta que hice en el artículo arriba citado ¿Porqué en otros países el sistema de concesión ha funcionado muy bien y no sucede lo mismo en nuestro país?

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: