De políticos con ideas cavernícolas en Costa Rica

Por Carlos Vilchez Navamuel

Carlos Vilchez Navamuel

Carlos Vilchez Navamuel

El candidato del partido Frente Amplio, el representante de los comunistas en Costa Rica, José María Villalta llamó cavernícola a su contendedor, Otto Guevara Guth, del Movimiento Libertario en un programa de televisión, sin embargo, días después en otro debate  (canal 9) aclaró que cuando dijo eso era refiriéndose a las ideas y no a la persona.

Ante esto nosotros nos preguntamos ¿Quién podría tener ideas más cavernícolas desde el punto político, alguien que propone conceptos liberales o él que promueve ideas del siglo pasado? ¿Quién sería  más cavernícola en ideas, alguien que defiende las libertades o el que propone volver al pasado con más estatismo? ¿Es o no cierto que Villalta en su  discurso y sus réplicas  utiliza la verborrea  que acostumbraron  los comunistas en el siglo pasado?  ¿Es que se le olvidó a este joven y principiante a político  que las ideas que él promueve  fracasaron  en la antigua Unión Soviética, Cuba, Corea del Norte o Venezuela? ¿Acaso el señor Villalta nos ha mencionado una sola idea nueva, novedosa o genuina?  ¿Puede el señor Villalta mencionar  un solo país  comunista que haya sido próspero con un programa de gobierno que pretende copiar muchas de las medidas comunistas impuestas en eso países?

Don Thelmo Vargas, candidato a una de las vicepresidencias del Movimiento Libertario escribió hace unos días unos comentarios que tienen que ver con lo que escribimos y que demuestran cuan atrasadas son las ideas  que defiende el candidato Villalta, veamos: “El plan del FA contiene las mejores propuestas para alejar la inversión creadora de fuentes de trabajo, al incorporar un odio implícito al individuo y la propiedad privada (que sustituye por la masa organizada y la propiedad común). Aboga por altos impuestos (a todo lo que considere “lujos”), desprecia la apertura que ha llevado a Costa Rica a producir bienes y servicios de altísima calidad y a exportar como nunca antes, y promueve una idea superada de soberanía alimentaria, que no es sino copia de la autarquía que caracterizó al feudalismo medieval y llevó a hambrunas, más o menos, cada treinta años. Asimismo, aboga por un sistema de control oficial de precios (posiblemente, por parte de servidores públicos omniscientes e incorruptos) que, en todos los países donde se ha dado, ha llevado a la escasez.  http://www.nacion.com/opinion/foros/Propuesta-comunista_0_1389261062.html

Carlos Alberto Montaner en su último artículo titulado “Las cataratas ideológicas” nos comenta sobre las elecciones que se avecinan en Salvador  y  Costa Rica,  en el mismo destaca que  “En ambos casos lo que está en juego no es la administración del gobierno, sino el modelo del Estado. En los dos países existen candidatos antisistema, verdaderos dinamiteros políticos, con algunas posibilidades de triunfar”.

Coincidimos con lo expresado  por el conocido periodista  y con lo que  termina el escrito cuando afirma que “Lo que se necesita en América Latina son buenos reformistas democráticos y no malos dinamiteros revolucionarios. Ya sabemos lo que ha sucedido cuando los malos dinamiteros de la izquierda y la derecha han experimentado con el fascismo, el militarismo, el comunismo, las terceras vías, o esa amalgama autoritaria a la que llaman  “socialismo del siglo XXI”.  Ojalá  que  ticos  y salvadoreños no caigan en ese abismo insondable. Luego, es muy doloroso escapar de ese miserable agujero”.   http://www.elnuevoherald.com/2014/01/12/1653030/carlos-alberto-montaner-las-cataratas.html

Piense su voto, no vote por aquél que tiene ideas cavernícolas y medievales, no vote por aquél que quiere destrozar nuestro sistema político y económico, no vote por aquél que puede dividir a la sociedad costarricense tal y  como lo hizo el difunto Hugo Chávez en Venezuela. Costa Rica no se lo merece.

Compartir