¿Dolarización en Costa Rica sí o no?

Por Carlos Vilchez Navamuel

Carlos Vilchez Navamuel (foto 2)

La dolarización es el proceso por el cual un país acoge una moneda extranjera  para su uso en transacciones económicas domésticas en todas sus funciones, reserva de valor, unidad de cuenta, medio de pago. Hasta el momento la moneda más utilizada para llevar a cabo este proceso es el dólar de los Estados Unidos, de allí el origen del término.

En Costa Rica salta de nuevo a la palestra pública el tema de la dolarización, y esto sucede porque aparecen de pronto y con gran fuerza los llamados “capitales golondrina” dineros que entran y salen tan rápido como les conviene.

El periódico el Financiero nos revela que “La cifra exacta de dólares han entrado al país con ese propósito es desconocida y las autoridades económicas del país (Poder Ejecutivo y Banco Central) también carecen de un número. La información añade que los cálculos estimados se acercan a los $600 millones de dólares que transitaron desde el último trimestre del 2012 hasta la semana pasada.”    http://www.elfinancierocr.com/finanzas/mercado-ve-pasar-capitales_0_229777063.html

El exceso de dólares que ingresan atraídos por los altos intereses  y un tipo de cambio estable  produce temor  inmediato en las autoridades porque puede provocar desequilibrios hasta alcanzar incrementos en los precios de todos los productos. Un reportaje del periódico La Nación nos dice que: “Ante la amenaza de esos capitales especulativos, las autoridades anunciaron ayer un plan de ataque que consiste en presionar las tasas de interés hacia la baja y reducir los márgenes de ganancias de ese capital extranjero en el sistema financiero.”   http://www.nacion.com/2013-01-16/Economia/Gobierno-emprende-la-batalla-contra-los-dolares–golondrina-.aspx



Algunas personas entendidas en estos asuntos han propuesto dolarizar la economía costarricense, otros han escrito de forma cauta que este asunto no se debe de rechazar, por ejemplo hace cuatro años (17-05-08)  el ex presidente del Banco Central de Costa Rica y reconocido economista don Eduardo Lizano escribió un artículo titulado “La Dolarización, una vez más” y en el escrito afirmaba que  la “Dolarización” no debe descartarse a la ligera. Representa una opción muy importante que debe ser estudiada con esmero. Sus costos y beneficios deben analizarse a luz de los de otros regímenes cambiarios, sobre todo el de la “flotación administrada” por ser este el sistema al cual se encamina el Banco Central.”     http://www.tuanis.com/actualidad/main.php?action&artid=1431&catid=344&template=art_list.tpl

 En el 2010 la Asociación Nacional de Fomento Económico (ANFE) presentó a la Asamblea Legislativa un proyecto denominado “Proyecto de Ley de Responsabilidad Monetaria y Dolarización, proyecto que apunta a definir al dólar estadounidense como la moneda de uso oficial por el Estado costarricense y que haya libre escogencia de divisas por parte de los ciudadanos (por ejemplo, euros, yenes, libras esterlinas, entre otras).   http://www.diarioextra.com/2010/mayo/29/nacionales03.php     El proyecto tiene el número  Exp. Nº 17.778 y  entendemos que pasó por la Comisión de Asuntos  Económicos, nada más.

 Como vemos el tema ha sido tratado por personas y organizaciones serias, la posibilidad de dolarizar existe y hay que entrarle en serio al estudio para tomar decisiones.  ¿Pero por qué comentar sobre este tema?  Sin entrar en análisis técnicos, además de lo que puede significar la entrada de capitales golondrina en países con economías tan pequeñas como la de Costa Rica,  podemos citar  algunos factores básicos que explican el surgimiento del debate acerca de la dolarización, 1) La inestabilidad macroeconómica. 2) El escaso desarrollo de los mercados financieros. 3) La falta de credibilidad de los programas de estabilización. 4) La globalización de la economía. 5) El historial de alta inflación de esas economías. 6) Factores institucionales.

Países como Panamá, Ecuador y Salvador han dolarizado su economía y le han dado mucha estabilidad a su sistema económico, por ahora nosotros pensamos que los políticos no se atreverán a hacer este tipo de propuestas en la Asamblea Legislativa, sin embargo lo que habría que estudiar y analizar es ver si el sector privado podría  llevar la iniciativa a otro espacio más abierto y solicitar que se haga un referéndum, al fin y al cabo somos muchos los que pensamos que lo mejor que le puede pasar a las economías pequeñas como la nuestra es dolarizarse.

 

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: