Doña Laura no cumplió lo que dijo en campaña sobre los impuestos

Por Carlos Vilchez Navamuel

Hace unos días la presidenta Laura Chinchilla decía “La palabra en política vale muchísimo” se refería al compromiso que adquirió recientemente con el asunto del Paquete Tributario. Sin embargo en campaña dijo otra cosa, veamos; en el artículo titulado “Laura Chinchilla se opone a nuevos impuestos” publicado el 25-05-09 en el Blog Alianza Blogger, Laura firme y honesta, se afirma que “La precandidata liberacionista se opuso a crear nuevos impuestos mientras no se logre reactivar la economía y se supere la crisis que vive el país a diferencia de Johnny Araya quien se pronunció a favor de crear nuevos tributos durante el debate realizado hoy por el grupo REPRETEL.” http://estamosconlaura.blogspot.com/2009/05/laura-chinchilla-se-opone-nuevos.html

Aquí el video de uno de los debates donde Doña Laura dice oponerse a impuestos en tiempos de crisis: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=6M-W01WDMoE

Nos preguntamos ¿Cuando se reactivó la economía y cuando se superó la crisis en el país? Por el contrario, es de todos conocidos que cuando doña Laura tomó las riendas del nuevo gobierno se encontró con la caja vacía y con obligaciones mayores debido al aumento de gastos y burocracia hecha por el gobierno anterior.

¿Se deben de cobrar más impuestos? Probablemente en el futuro sí, pero no en las actuales circunstancias, para imponer más impuestos se deberían cobrar primero los ya existentes con resultados inequívocos de que su cobro se logra con un porcentaje muy alto de efectividad.

¿Cuánto ingreso deja el país de percibir por el mal cobro de los impuestos existentes? ¿Qué porcentaje de todos los impuestos se cobran realmente? ¿Qué tan efectivo es el cobro de los impuestos con los métodos actuales?



Antes de pedir más impuestos el gobierno debería de publicar y demostrar de forma contundente los porcentajes de efectividad que se cobran de cada uno de los impuestos.

Impuestos mal administrados es igual a evasión, contrabando y corrupción, los mejores impuestos son aquellos en que la ciudadanía puede ver verdaderos resultados.

El impuesto al ruedo es un claro ejemplo de que lo que no se debe hacer con el contribuyente, sus resultados han sido patéticos y los vemos por doquier, carreteras y puentes en mal estado, ineficacia hasta para coordinar, concesionar y controlar contratos con la empresa privada.

Las deudas y la mala administración de la Caja Costarricense de Seguro Social son otro ejemplo más del mal uso que se hace en la recaudación de dineros por parte del Estado.

¿Quien o quienes pueden creer que los impuestos que se proponen ahora van a estar bien administrados de ahora en adelante?

Los diputados opuestos a este paquete fiscal deberían utilizar todos los mecanismos parlamentarios para impedir su aprobación. Los ciudadanos no queremos más impuestos hasta tanto no nos demuestren que los ya existentes se cobran con un 95% de efectividad.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: