El caos vial en el país, una tarea por resolver


Por Carlos Vilchez Navamuel

Hace cuatro años, recién instalado en la casa presidencial Don Oscar Arias, escribí un artículo titulado “Concesiones urgentes” http://www.prensalibre.co.cr/2006/agosto/30/opinion04.php Entre las cosas que escribí dije lo siguiente: “La infraestructura de transportes está agotada, conocedor de esto, el Gobierno debería pensar en trazar una meta para transformar en los próximos 10 años el sistema de transporte actual y dejar iniciativas de otras ideas más ambiciosas para más adelante, pero que se podrían empezar a estudiar desde ahora. El pueblo lo agradecerá.”

Pasaron todos estos años y lo único que hemos visto es la apertura de la carretera a Caldera con los tropiezos ya conocidos y la conclusión de la carretera costanera sur, la cual nos acercó más con el litoral central y la zona sur, ambos proyectos tardaron mas de treinta años en finalizarlos.

El caos vial de la semana pasada en la carretera Interamericana producto de la cantidad de agua que ha caído en los últimos días y que produjo el desvió en el cauce del Río Seco es solo un aviso de la situación real en que nos encontramos en lo que se refiere a infraestructura vial, no es posible depender de una sola carretera hacia el norte con el tránsito que existe en el ámbito nacional e internacional.

Este suceso vuelve a poner en el tapete también otra información que ya existe y que se refiere a un estudio donde se afirma que existen mas de 300 puentes con daños estructurales y algunos de ellos con urgencia de repararlos.



La necesidad de ampliar la carretera interamericana en la zona norte es impostergable, esta carretera debería ser ampliada a cuatro carriles desde Barranca y no como nos dicen que fue programada entre Cañas y Liberia, un error por seguir pensando en “chiquitico”

Pero además se debe de hacer un esfuerzo excepcional y buscar la forma de construir otra carretera que salga desde Peñas Blancas y se desplace por la zona norte hasta encontrarse con Guápiles, el país lo está necesitando y sin duda toda la zona se beneficiará.

También se tiene que pensar en construir puentes de cuatro vías en cualquier carretera nacional como mínimo, de la misma forma se tiene que pensar en construir puentes y túneles para aligerar el tránsito en San José y en cualquier otra ciudad que lo necesite.

Tampoco hay que olvidar que tenemos que continuar con la idea de que algunas de estas obras se hagan por concesión, pues este esfuerzo conjunto entre el estado y la empresa privada permitiría a los ciudadanos disfrutar de carreteras de cuatro y seis carriles en todo el territorio nacional.

Este gobierno le haría un favor al país si empieza a trabajar en una estrategia general sobre la estructura vial en el ámbito nacional, apuntar las prioridades en blanco y negro que incluya un plan de prevención para mitigar los problemas cuando estos sucedan, y buscar el financiamiento para pasar de las ofertas electorales a los hechos y concluirlos.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: