El Capitalismo, el motor que mueve la economía en el Mundo se recupera

Por Carlos Vilchez Navamuel

Capitalismo

El mundo sigue cambiando rápidamente, una breve nota anónima encontrada en Internet nos dice que “Hace unos cuantos años, cuando el capitalismo y el socialismo competían por dominar el mundo, los más jóvenes de todo el planeta estaban obsesionados con Karl Marx y sus ideas socialistas, llenaban sus habitaciones de imágenes de Che Guevara o Mao Zedong,  y tenían  sus eslóganes anticapitalistas coreados en manifestaciones populares.  Pero hoy en día, bajo el triunfo del capitalismo frente al socialismo, la decadencia del sindicalismo y el renacimiento de nuevas libertades y derechos individuales, las generaciones más jóvenes ya no admiran las ideas y los líderes socialistas. En su lugar, emprendedores como Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg, Sergey Brin o Larry Page son el nuevo modelo a seguir para las generaciones más jóvenes”.                      http://www.marketingdirecto.com/actualidad/gente/por-que-steve-jobs-bill-gates-sergey-brin-y-larry-page-estan-sobrevalorados/

Es un hecho, el capitalismo emprendedor ha sido el motor que más bienestar ha generado en el mundo, recordemos que antes que este sistema empezara a funcionar, más del 90% de la población mundial vivía en forma paupérrima.  No fue sino hasta que aparecieron aquellos “Gigantes de la Industria” emprendedores y visionarios estadounidenses de finales del siglo XIX y principios del siglo XX que visualizaron un mundo nuevo, con inventos y hechos como nunca en la historia se habían visto y que con su capacidad y tesón  ayudaron a la humanidad entera a mejorar sus condiciones de vida.  http://www.carlosvilcheznavamuel.com/gigantes-de-la-industria-norteamericana/

Ahora, contrario a todos aquellos que pensaban que con la crisis económica y financiera que se inició en EEUU en el 2008,  caería el capitalismo y con ello el “imperio”,  hoy por hoy podemos afirmar que esas palabras no tenían ningún fundamento,  el sistema se recupera, y lo hace doblemente porque se está fortaleciendo a lo interno.

Para comprender esto,  debemos de mencionar que EEUU ha trabajado y  ha hecho bien su tarea, el desempleo actual es de solo el  7.6%,  el “imperio” de forma programada e inteligente dejará  -tras casi 70 años de importar el líquido negro-  de ser dependiente del petróleo y no solo eso, sino que se convertirá de nuevo en el mayor productor de ese hidrocarburo y de gas en el mundo en muy corto tiempo tal y como lo comenta Andrés Oppenhaimer en un artículo publicado recientemente en el Nuevo Herald de Miami cunado nos dice que “Según el reciente informe de Merrill Lynch titulado “Un mundo en transformación”, el “renacimiento” económico del país se debe a tres factores: una creciente independencia energética, un sector manufacturero cada vez más competitivo, y un cada vez mayor liderazgo tecnológico.”  Agrega el mismo periodista que “El índice Dow Jones de la bolsa alcanzo su nivel más alto de todos los tiempos la semana pasada, al tiempo que el gobierno lograba un superávit presupuestario de $116.000 millones en junio de este año, el mayor en cinco años.”http://www.elnuevoherald.com/2013/07/14/v-fullstory/1521714/oppenheimer-estados-unidos-el.html

EEUU es el líder mundial indiscutible en desarrollo tecnológico, solo en el último año la nación norteamericana ha desarrollado más de 130,000 patentes, entretanto países como Japón no llegan ni a la mitad,  Alemania si acaso llega a un 15% de lo obtenido por el  país   norteamericano y el gigante asiático (China),  la segunda economía del mundo apenas alcanza un 5% de patentes inscritas por los Estados Unidos de América.             http://www.carlosvilcheznavamuel.com/eeuu-una-potencia-sin-igual-en-generacion-de-patentes/

Mientras todo esto sucede en  el odiado imperio por algunos,  otros países con gobiernos socialistas como el de Venezuela con todos los millones de petrodólares que le han entrado en los últimos 14 años (un millón de millones de dólares) solo lograron, entre otras cosas, inflación, desabastecimiento, corrupción y la  inscripción en el último año de 26 patentes.

Compartir