El Che Guevara, el vendedor más grande de camisetas del planeta

Por Carlos Vilchez Navamuel

camisetas del che 3

La admiración de algunas personas hacia Ernesto Che Guevara nunca la hemos comprendido, al leer sobre lo que hizo o no  por este mundo, no encontramos nada para admirarlo, por el contrario, hoy día  cualquier persona  que lo emulara se le consideraría un extremista peligroso.

Wikipedia nos dice que “Ernesto Guevara nació en Rosario, 14 de mayo de 1928 en Argentina y que murió en  La Higuera, 9 de octubre de 1967 en Bolivia, más  conocido como Che Guevara, fue un político, escritor, periodista y médico argentino-cubano, uno de los ideólogos y comandantes de la Revolución cubana (1953-1959). Guevara participó desde la Revolución y hasta 1965 en la organización del Estado cubano. Desempeñó varios altos cargos de su administración y de su Gobierno, sobre todo en el área económica, fue presidente del Banco Nacional y ministro de Industria. En el área diplomática, actuó como responsable de varias misiones internacionales.” Y agrega la misma fuente que “Convencido de la necesidad de extender la lucha armada en todo el Tercer Mundo, el Che Guevara impulsó la instalación de focos guerrilleros en varios países de América Latina. Entre 1965 y 1967, él mismo combatió en el Congo y en Bolivia. En este último país fue capturado y ejecutado de manera clandestina y sumaria por el Ejército boliviano en colaboración con la CIA el 9 de octubre de 1967.”

Hermanos Castro y el Che ajusticiando a un cubano

Hermanos Castro y el Che ajusticiando a un cubano

La misma fuente nos dice que fue “convertido en un símbolo de relevancia mundial; para muchos de sus partidarios representa la lucha contra las injusticias sociales o de rebeldía y espíritu incorruptible, mientras que para otros es visto como un criminal responsable de asesinatos en masa, acusándolo además de una mala gestión como Ministro de Industria.”



Entre sus detractores se encuentran el cubano Paquito D’Rivera quien lo definió como “El carnicero de la cabaña” y el periodista estadounidense Paul Berman, quien escribió un artículo titulado “El culto del Che: no aplaudan Diarios de Motocicleta” (2004), donde critica la película Diarios de motocicleta y sostiene que “este culto moderno del Che” oscurece el “tremendo conflicto social” que actualmente está teniendo lugar en Cuba”.

La mayoría de sus seguidores y admiradores no conocen la verdadera historia de este siniestro personaje, sin embargo han creado todo un mito alrededor de esta figura, de la misma forma que lo han hecho con otros personajes, a Guevara lo convirtieron en un ícono de la izquierda así como de aquellos que se rebelan contra el sistema.  Los mercadólogos y comerciantes han hecho un festín y han ganado millones de dólares alrededor de una figura de poca trascendencia comparada a muchas personas que en verdad han dejado huella por esta tierra.

Ponerse una camiseta con la caricatura o silueta del Che simboliza ser rebelde, seguidor de la izquierda, o un fanático del Socialismo del Siglo XXI.

En un sitio de Internet denominado Anti-Izquierdismo nos encontramos con un comentario que quizás define más acertadamente a este personaje, el comentario fechado el 03-05- 2005 lo titularon “El vendedor de camisetas”  y decía así: “Aunque fue un desastre a cargo del banco central de Cuba, no hay de qué preocuparse: aún puede ser un “role model” para la juventud de Occidente. Aquí les presentamos al vendedor más grande de camisetas (t-shirts) del planeta”  http://anti-izquierdismo.blogspot.com/2005/05/el-vendedor-de-camisetas.html

No sabemos si el Che  se convirtió en el vendedor de camisetas más grande del planeta, pero lo que sí es cierto es que contrario a todo lo que él odiaba sobre consumismo y mercantilismo, la imagen de este personaje se convirtió en objeto comercial, no solo se venden millones de camisetas alrededor del mundo, como bien lo explica Álvaro Vargas Llosa en su artículo titulado: “La máquina de matar. El Che Guevara, de agitador comunista a marca capitalista” y cuya lectura recomendamos, su escrito empieza así: “El Che Guevara, quien hizo tanto (¿o tan poco?) por destruir al capitalismo, es en la actualidad la quintaesencia de una marca capitalista. Su semblante adorna jarros de café, caperuzas, encendedores, llaveros, billeteras, gorras de béisbol, tocados, bandadas, musculosas, camisetas deportivas, carteras finas, jeans de denim, té de hierbas, y por supuesto esas omnipresentes remeras con la fotografía, tomada por Alberto Korda, del galán socialista luciendo su boina durante los primeros años de la revolución, en el instante en que el Che de casualidad se introdujo en el visor del fotógrafo—y en la imagen que, treinta y ocho años después de su muerte, constituye aún el logotipo del revolucionario (¿o del capitalista?) “chic”. Sean O”Hagan sostuvo en The Observer que existe incluso un jabón en polvo con el eslogan “El Che lava más blanco.”       http://www.elindependent.org/articulos/article.asp?id=1535

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: