El poder de la Publicidad

Por Carlos Vilchez Navamuel

La publicidad junto con el mercadeo son tan poderosos, que a la fecha casi nadie duda de lo que se publicita, los productos generalmente son rápidamente aceptados y por lo general no se ponen en duda.

Uno de los mandamientos empresariales que se le atribuyen a Steve Jobs decía “La gente no sabe lo que quiere hasta que uno se lo muestra” Una sentencia que parece lapidaria de acuerdo a miles de experiencias.

El mejor ejemplo que podemos tener sobre lo poderoso que resulta una buena campaña de publicidad y de mercadeo es lo que se hizo con el Havidol, la única medicina para combatir de la enfermedad conocida como Desorden de Déficit de Atención al Consumo y Atención Social Disfórica o lo que es lo mismo en inglés Dysphoric Social Attention Consumption Deficit Anxiety Disorder (DSACDAD). http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=FdM0Kf_ZyXk



Un artículo que encontramos en Internet nos informa que en abril de 2006 la revista British Medical Journal (BMJ) daba a conocer la descripción de una nueva enfermedad: El trastorno por déficit de motivación (motivational deficiency disorder o Moded). La información decía: “Lo que caracteriza esta nueva dolencia, identificada por científicos australianos, es una apatía irresistible y debilitante que, en casos extremos, puede ser fatal, pues llega a reducir la motivación de respirar. Esta desgana o pereza patológica podría afectar a una de cada cinco personas, según los investigadores, y su diagnóstico exige el uso conjunto de la tomografía por emisión de positrones y una escala de motivación previamente validada en atletas de élite.” http://psiquiatrianet.wordpress.com/2010/01/15/psicofarmacos-parodia-havidol-indolebant-keleden-mesudalapolla-fukitol-progenitorivox-panexa-proloxin-despondex-faxil/

Sobre el Havidol nos informaban que: “Los problemas pueden evitarse si se toma HAVIDOL sólo cuando sean capaces de beneficiarse inmediatamente de sus efectos. Para beneficiarse plenamente los pacientes de HAVIDOL se anima a participar en actividades que requieren actividad mental, mejor de carácter excepcional con la coordinación del consumo del producto. HAVIDOL no es para usted si dejó bruscamente la ingesta de alcohol o sedantes. Havidol debe tomarse de forma indefinida. Los efectos secundarios pueden incluir cambios de humor, tensión muscular, pensamiento extraordinario, brillo cutáneo, consumo impulsivo, salivación excesiva, crecimiento del cabello, de manera considerable retraso en el clímax sexual, la comunicación entre especies, alteración del gusto, la sonrisa de yoker, y la inflamación bucal. Muy rara vez los usuarios pueden experimentar la necesidad de cambiar de médico. Hable con su médico acerca de HAVIDOL” https://psiquiatrianet.wordpress.com/2010/01/15/psicofarmacos-parodia-havidolindolebant-keleden-mesudalapolla-fukitol-progenitorivox-panexa-proloxin-despondex-faxil/

Y claro, como era de suponer la medicina tenía su propio sitio en la red tal y como lo pueden ver en el siguiente link: http://havidol.com/

Pero días después, la misma fuente dio una gran sorpresa al aclarar que: “Toda esta historia del trastorno por déficit de motivación es pura invención, según aclaró dos semanas después la misma revista BMJ. Se trataba de una broma, la inocentada del 1 de abril (equivalente, en los países anglosajones, a nuestro 28 de diciembre). Algunos medios de comunicación se la tragaron porque era perfectamente creíble.”http://elpais.com/diario/2006/04/25/salud/1145916002_850215.html

Este ejemplo nos hace pensar que no debemos aceptar todo lo que nos dicen y nos ofrecen, la lección que nos deja esta experiencia es que siempre debemos de investigar lo suficiente acerca de cualquier cosa, pero mucho más sobre lo que se desconoce y de dice al respecto.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: