El poder del periodismo


Por Carlos Vilchez Navamuel

El diccionario de la Real Academia Española define la palabra periodismo, como la captación y tratamiento, escrito, oral, visual o gráfico de la información en cualquiera de sus formas y variedades, en la 2da acepción nos dice que es el estudio o la carrera del periodista, también define la palabra poder, como aquella facultad expedita de hacer algo con facilidad y con más fuerza que alguien.

El poder del periodismo se refleja ante todo, en esa capacidad para influenciar en forma masiva a las personas. Cuando el periodismo -medios de comunicación y periodistas- hacen uso del poder, se forma una unión sumamente poderosa que puede ser utilizada de diversas formas.

Lo hacen de manera positiva al informar, formar y educar, y lo hacen en forma negativa cuando manipulan y tergiversan la información para sus propios intereses.

Envanecidos en sus puestos -algunas personas que ejercen el periodismo- hacen gala de ese poder al tratar a sus entrevistados con prepotencia y altanería, presentándose muchas veces como jueces o inquisidores, hacen gala también de ese poder, al convertir algunas veces sus noticias en juicios mediáticos pretendiendo tener la verdad de todo y acomodándolas a su conveniencia.



Algunos periodistas hartos de lo que sucede en su medio y apegados a la ética han hecho sus observaciones públicamente, el Catedrático Colombiano Javier Restrepo nos dice entre otras cosas que “El periodista no debe pretender sustituir a los jueces, sino mantenerse en su papel de ciudadano informado que está al servicio de otros ciudadanos. Si en medio de su indagación el periodista encuentra información que involucra un personaje público, su deber es informar a la población, pero nunca asumir el rol de juez.” Señala también que “El periodismo no está cumpliendo con su deber social y lo que busca es el lucro. Cuando el periodista abusa y desconoce los derechos de las personas provoca una reacción de la sociedad de restringir la libertad.” http://porunaprensamashumanayobjetiva.blogspot.com/2009/05/fiscales-y-periodistas-lecciones-que.html

Mas grave aún resulta esta afirmación del periodista francés, Jean Daniel cuando nos dice que “Los periodistas tienen una capacidad para hacer el mal que es devastadora. En un día o en una hora se puede deshacer una reputación. Es un poder terrible.” http://porunaprensamashumanayobjetiva.blogspot.com/2011/02/traficantes-de-informacion.html

Por su parte la periodista Vilma Ibarra en un artículo titulado “Buen periodismo” nos dice: “Me deprime el tratamiento informativo que está inundando las noticias de sucesos. Como periodista me avergüenza pensar que tiramos por la borda nuestros principios guías como si fueran desechables en aras de la arrolladora corriente del nuevo “modelo de negocio” donde sólo importa el “rating”. Siento vergüenza por la desinformación con que nutrimos todos los días a nuestra sociedad.”
http://porunaprensamashumanayobjetiva.blogspot.com/2010/09/buen-periodismo.html

Si esto dicen del periodismo los mismos periodistas, no es extraño entonces pensar cualquier cosa de esta profesión.

Esperamos con esperanza y positivismo que el periodismo en general cambie para mejorar y pase de ser simples especuladores de la información a “verdaderos gestores sociales del conocimiento” tal y como lo ha señalado el estudioso José Luis Orihuela, profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, España. http://www.agetec.org/ageteca/Los%2010Paradigmas%20de%20la%20e-Comunicacion.pdf

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: