En “alerta roja” la Democracia en Costa Rica

Por Carlos Vilchez Navamuel

La información que publicó  el periódico La Nación el pasado 04-11-12 debe de haber dejado petrificados a los políticos por ser los principales señalados en este escrito, asombrados a más de uno, y atormentados a todos los que de una u otra forma estamos interesados por lo que sucede en este país.

Este reportaje titulado  “Cae satisfacción de los ticos con su democracia y su sistema político” basado en un estudio que realizó la encuestadora Unimer debe de poner de inmediato en “alerta roja” a todo el Estado costarricense, para nosotros los datos y las cifras señaladas en el documento indican que el sistema político se debería de poner en cuidados intensivos y darle un tratamiento de emergencia lo antes posible.

El artículo escrito por el periodista Álvaro Murillo empieza así: “Los costarricenses ya no están tan orgullosos de una de sus banderas ante el mundo. La democracia y el sistema político perdieron respaldo popular en los últimos seis años.”

El estudio nos dice que los satisfechos por nuestro sistema político pasó del 55% al 35% en solo 6 años (2006 al 2012) y que en este mismo periodo cayó de un 60% a un 38% la cuota de costarricenses que dijeron estar “muy de acuerdo” con una idea aparentemente inofensiva: “apoyar el sistema político nacional”.

Pero la razón para  dar   el “alerta roja”  a todo el Estado costarricense se debe a que  el mismo estudio nos dice que: “se duplicó el   porcentaje de quienes  verían positivo  el establecimiento  de un gobierno autoritario;    que pasó de 11% a 22%.”   ¿Un gobierno autoritario?  ¿Sabrán estas personas que opinan así lo que dicen?    http://www.nacion.com/2012-11-04/ElPais/Cae-satisfaccion-de-ticos-con-su-democracia-y-su-sistema-politico.aspx

Con estos porcentajes en otros seis u ocho años podríamos tener cifras muy altas que acabarían con la democracia y podrían llevarnos a gobiernos autoritarios al estilo del gobierno venezolano.

El pasado 8 de octubre, el Dr. Héctor Cavallini había escrito un artículo titulado “Democracia en aprietos” nos señalaba uno de los posibles motivos para esta caída de satisfacción con nuestro sistema político actual, decía así: “En años recientes, y como si aquello fuera un presagio inexorable, las presunciones de corrupción a muchos niveles sociales y políticos cambiaron el rostro de nuestra democracia, lastimando a una sociedad pacifista y confiada en sus gobernantes. Duele porque la historia de este país se ha caracterizado por brindar oportunidades a sus miembros más distinguidos.”   http://www.diarioextra.com/2012/octubre/08/opinion5.php

Para nosotros, además del señalamiento anterior y la desilusión de muchas personas por ciertos actos atribuidos a algunas personas que se magnificaron más de la cuenta en la prensa nacional, existe una falta de interés total por enseñar en nuestro sistema de educación sobre lo que es la democracia, no existe al igual que en otros países un programa para enseñar lo que es la democracia como una materia obligada de la misma forma que le enseñan en otros naciones por ejemplo el comunismo.

El peligro de estos síntomas señalados es que si continúan creciendo y toman fuerza, podríamos perder muy fácilmente todo lo que como sociedad hemos ganado, estas personas que están hoy de acuerdo con un gobierno autoritario no tienen ni idea de lo que les puede pasar.

El Ministro de Educación, don Leonardo Garnier, debería empezar a plantear la idea para implantar un programa agresivo para enseñar lo que es la democracia casi de forma inmediata, el gobierno debería empezar una campaña junto con la empresa privada, los sindicatos y todas las asociaciones solidaristas para fortalecer los valores democráticos que tenemos, sin olvidarnos de los políticos que tendrán que dejar de pensar un poco en la política electorera y usar las plataformas de sus partidos para hacer foros, dar seminarios  sobre el tema y ponerse como objetivo recuperar lo que hemos perdido.

 

 

 

Compartir

Post navigation