¿Es José María Villalta un candidato demagogo?

Por Carlos Vilchez Navamuel

Aristóteles copy

La palabra demagogia significa práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular. En su segunda acepción el DRAE  la define como: Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder.

José María Villalta está aprovechando  -como candidato que es-  el descontento de los costarricenses con el gobierno actual, constantemente dice que sus contrincantes son los mismos de siempre, utiliza las palabras neoliberal y neoliberalismo, vocablos satanizados por los comunistas y socialistas carnívoras para infundir miedo ante electores que desconocen qué significan esas palabras pero que piensan son malas, habla de la existencia de gobiernos neoliberales en Costa Rica como si eso fuera cierto, pero como todos sabemos, si aplicamos el verdadero sentido de esas palabras,  en nuestro país nunca hemos tenido gobierno neoliberales, recuérdese que el DRAE lo define así: “Neoliberalismo es la  Teoría política que tiende a reducir al mínimo la intervención del Estado.”

Nosotros nos preguntamos ¿En qué gobierno se ha tratado de reducir al mínimo la intervención del Estado?  ¿Es o no demagogo el candidato del FA cuando habla a diario sobre este tema?

Juan Carlos Hidalgo del Cato Institute, escribió un artículo el 30-09-13 publicado en El Financiero titulado  “Los cantos de sirena de José María Villalta” entre otras cosas dijo  “La ligereza  intelectual  de  Villalta  queda reflejada  en otras áreas: en una entrevista reciente en  La Nación afirmó que “Estamos gobernados desde hace bastantes años por una políticas de derecha tan radical,  que han  polarizado tanto el país, que ha privatizado las instituciones”. Y se preguntó  ¿Exactamente qué instituciones  se  han privatizado en los últimos años?  No recuerdo ninguna.  Más bien  en Costa Rica  tenemos  276 instituciones  públicas  que  junto  con  el gobierno central gastaron el año pasado un 37,2% del PIB”. Y enseguida se pregunta ¿En verdad se puede decir que tenemos un Estado anémico como asegura José María Villalta?   Nosotros a esta pregunta agregamos las siguientes: ¿Acaso hemos tenido en Costa Rica alguna vez políticas de derecha radical?  ¿No es esto demagogia pura?



En una reciente nota de un matutino nacional, nos encontramos un discurso demagógico y típico de los comunistas, Villalta afirma que  “Hay una peligrosa concentración de la tierra y que, con solo asegurarse de que todos los patronos paguen los salarios mínimos, la pobreza se reduciría en un 30%.   Aquí preguntamos,  ¿A qué peligrosa concentración de tierra se refiere? Y ¿Por qué  habla de que se reduciría la pobreza de un 30%, cuando es de todos sabido que el índice de pobreza de Costa Rica es del 20%?   Demagogia se llama esa figura.         http://www.nacion.com/nacional/elecciones2014/Jose-Maria-Villalta-publica-alusion_0_1384261611.html

Al final de este párrafo el link donde podemos observar a JMV contestándole al periodista Alberto Padilla de forma muy poco acertada para ser un candidato presidencial, cuando el periodista le hace preguntas puntuales no hace otra cosa que evadir el cuestionamiento y no da una  respuesta concreta, Padilla en esta ocasión deja a Villalta desdibujado, se le ve contradictorio y repetitivo, un mecanismo que lo delata como un candidato “tierno” y  poco preparado.                       http://www.youtube.com/watch?v=494dzn9k40U

En las entrevistas y discursos del candidato del FA cuando le hacen preguntas puntuales y sabe que no le conviene contestar porque le quitaría votos las evade inmediatamente o miente descaradamente, aprendió a decir lo que quieren oír los electores sin definir exactamente sus intenciones, esa fue exactamente la estrategia utilizada por el difunto Hugo Chávez.  Aquí el enlace.http://www.youtube.com/watch?v=0n5I6gilHvE

Para nosotros el título de este escrito es afirmativo, José María Villalta no es solo es un candidato demagogo, si no es además, el candidato menos preparado para gobernarnos.

Aquí es bueno recordar las sabias palabras de Aristóteles cuando dijo “La turbulencia de los demagogos derriba los gobiernos democráticos”

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: