“Fallan los hombres, no la Democracia”

Por Carlos Vilchez Navamuel

Sabido es que el hombre -el género humano como tal- es imperfecto, en consecuencia no se puede esperar que todo lo que el hombre haga sea perfecto. La historia nos recuerda que el hombre se ha organizado social y políticamente de diferentes formas, desde pequeños grupos nómadas, hasta formar verdaderas tribus, cada uno de ellos en busca de su propio territorio, así nacieron regiones, imperios, reinados, países y en estos últimos dictaduras y democracias, sin embargo desde mediados del siglo pasado han ido prevaleciendo más y más países en democracia.

Comprendido lo anterior, debemos decir entonces que la Democracia tampoco puede ser perfecta, es un sistema o modelo de organización social que está en evolución, de allí las diferentes interpretaciones de esta palabra, lamentablemente nos enseñan muy poco sobre la Democracia y la mayoría de las personas no lo entienden.

En un artículo publicado en la Revista Libertad Digital, titulado “Cifras de la Democracia” cuyo autor es mi hermano Ricardo Vilchez Navamuel nos recuerda lo siguiente: “Hacia mediados del siglo XX había 22 democracias que representaban ya el 31% de la población mundial y se sumaban 21 estados con prácticas democráticas restringidas o democracias emergentes, representando el 11.9% de la población del globo. En total, para 1950, había 80 estados soberanos.” http://revista.libertaddigital.com/cifras-de-la-democracia-1276229479.html

Desde el punto de vista de la historia humana el ejercicio de la Democracia es joven y tenemos que entender que no es lo mismo una democracia emergente que una democracia representativa o parlamentaria. No es lo mismo una democracia socialista donde el Estado pretende regular todas las actividades de su sociedad eliminando propiedad privada y derechos humanos que una democracia capitalista como la de EEUU, o una democracia socialista moderna como la Sueca, de la misma forma no son lo mismo una democracia autoritaria que una democracia con todas las libertades.



En nuestra América hemos visto en ciertos países un retroceso sobre sus democracias, el mejor ejemplo lo encontramos en el gobierno autoritario que dirige el presidente venezolano Hugo Chávez con su socialismo del siglo XXI.

Las pruebas están a la vista, cuando un gobierno coarta libertades y derechos humanos indican autoritarismo, cuando esto sucede indudablemente se retrocede.

La sentencia que aparece entre comillas en el título de este escrito “Fallan los hombres, no la Democracia” la dijo hace muchos años el ex presidente costarricense don Mario Echandi, (Q.E.P.D) nos la recordó recientemente don Enrique Obregón Valverde en un artículo titulado “Defendamos nuestra Democracia.” http://www.nacion.com/2012-06-20/Opinion/defendamos-nuestra-democracia.aspx

La clave para fortalecer la Democracia está en la educación, lo que ello significa, el proceso en que se desenvuelve y como evoluciona.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: