Faltó el Debate Político en Venezuela

Por Carlos Vilchez Navamuel

Las elecciones en Venezuela han estado efervescentes, por un lado  los insultos y descalificativos del presidente Chávez hacia su opositor han sido continuos,  mientras que el candidato de la oposición Henrique Capriles retó al presidente a confrontar las ideas en un debate  público, su ecuanimidad  ha sido la constante.

El epíteto más utilizado por el presidente venezolano para insultar al candidato que lo tiene casi fuera del juego es “majunche” (“Persona que carece de atractivo o cualidades, insignificante, mediocre”) Las encuestas oficiales han exagerado los números, algunos analistas hablan de diferencias abismales a favor del candidato presidente, otras en cambio hablan de un empate técnico y otras le dan el gane a Henrique Capriles.

Lo que si es cierto e innegable, es que el repunte de Capriles ha sido espectacular, las manifestaciones públicas en todo el país así lo demuestran, la última en Caracas resultó apoteósica, contrario a lo que le ocurrió al presidente “rojito” que resultó bañado por las inclemencias del tiempo en la Avenida Bolívar donde no pudo, ni con cientos de buses, dinero y cerveza igualar a su opositor. Mal augurio para el presidente saliente.

Para los que hemos seguido estas elecciones en Venezuela, sentimos que nos faltó algo más que las grandes manifestaciones públicas, faltó sin duda alguna el debate entre los principales candidatos, algo que se acostumbra en la mayoría de las democracias cuando se producen las contiendas electorales.

Los debates entre candidatos son muy ilustrativos para el ciudadano que los puede ver, para los especialistas y para la prensa en general, en estos eventos ellos pueden mostrar entre otras cosas  su temple, sagacidad, tolerancia, conocimiento,  inteligencia, personalidad, en ellos podemos ver y comparar también sus capacidades y debilidades.



Recién lo acabamos de observar en EEUU cuando los dos candidatos se presentaron frente a frente y los ciudadanos pudieron evaluar su comportamiento y respuestas ante las preguntas que se les hacía.

El candidato Capriles y su grupo asesor retó y buscó el debate con el presidente más mal educado que haya tenido Venezuela, pretendían un debate abierto donde se confrontaran las ideas y programas, donde el candidato opositor podría haberle cuestionado de forma seria a Chávez lo que ha hecho, el cómo lo ha hecho y lo que no ha hecho después de 14 años de poder, en esas circunstancias, el presidente tendría que haberle contestado, Capriles y sus asesores sabían que un debate así dejaría muy mal parado al presidente,  un  contrincante  con dotes histriónicos,  que  canta, llora, cuenta chistes, declamar poesía y sabe mentir, pero que es incapaz de debatir o dialogar,  Chávez se negó y le contestó lo siguiente “¿Quién va a debatir contigo muchacho, vete a aprender hablar primero, eres un analfabeta político, qué vas a debatir con Chávez?”

El presidente sabe en el fondo que el discurso de su oponente es mucho más coherente que el de él,  Capriles  tiene más fuerza, la gente le escucha, quiere la unión de la familia venezolana, y pretende gobernar para todos los venezolanos como un verdadero presidente, mientras que el actual mandatario lo único que quiere es perpetuarse en el poder, con el rechazo del debate, Chávez demostró miedo a  quedar expuesto ante sus seguidores.

 

 

 

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: