Finalizando el 2012, el mundo está mejor

Por Carlos vilchez Navamuel

Carlos Vilchez Navamuel (foto 2)

Ya lo habíamos expresado en algunos artículos anteriores cuando comentábamos que la miseria, las muertes por guerra y el sida, por mencionar solo algunas cosas han disminuido en el mundo y que por el contrario, y aunque algunas personas lo afirmen equivocadamente, hoy la gente vive más,  tienen mejor calidad de vida, son muchas más las que tienen acceso a la educación, y hoy más que nunca  hay mucho más personas  preocupadas por el ambiente y por vivir en una sociedad mejor.

The Spectator, una revista británica publicó un artículo el pasado 15-12-12 titulado ¿Por qué el 2012 fue el mejor año? Al que responde con algo que resulta contundente  “Nunca en la historia del mundo ha habido menos hambre, menos enfermedades y más prosperidad.”  Por estas razones, escriben en el escrito “El 2012 ha sido el mejor año en la historia del mundo aunque suene como una afirmación extravagante, pero se ve corroborada por la evidencia.”

Y continuaba el escrito afirmando entre otras cosas lo siguiente: “El Occidente sigue de capa caída económica, pero los países en desarrollo están cobrando más por delante, y las personas están siendo rescatadas de la pobreza al ritmo más rápido jamás registrado. El número de muertos causado por la guerra y los desastres naturales es también gracias a Dios bajo. Vivimos en una edad de oro.”  Aclaraba eso sí, que “Los grandes avances de la humanidad no venían de estadistas, si no que venían de gente común, fuera de los gobiernos el progreso ha sido nada menos espectacular.



Con argumentos de peso como lo es que la pobreza global se ha reducido, el artículo menciona que  en 1990, la ONU anunció los Objetivos de Desarrollo del Milenio, un proyecto que se propuso  reducir a la mitad el número de personas en pobreza extrema para 2015 y que según la revista  en este año se puso de manifiesto que la meta se cumplió en 2008.  En el artículo, la revista nos dice también que: “Sin embargo, el logro no merecía un anuncio oficial, presumiblemente debido a que no se logró por ningún régimen de gobierno, sino por el ritmo del capitalismo global.”  Y añadía algo que hay que rescatar,  “Comprar barato juguetes de plástico fabricados en China realmente está ayudando a hacer de la pobreza historia.”

Y sobre la  desigualdad global nos dice  “Esta, también, es menor ahora que en cualquier momento en los tiempos modernos. La globalización significa que el mundo no sólo está cada vez más rico, pero más justo también.”  Destacaba además que  “Las economías de los países ricos creció un 6 por ciento en los últimos siete años, el consumo de combustibles fósiles en esos países se redujo en un 4 por ciento. Este notable -y no declarado- logro no tiene nada que ver con los impuestos verdes o parques eólicos. Esto se debe a la demanda de vehículos más eficientes y fábricas.”

Sobre la salud en Gran Bretaña el informe de la revista nos dice que “Las tasas de mortalidad para ambos cánceres de pulmón y de mama han disminuido en más de un tercio en los últimos 40 años. Nuestros inviernos fríos todavía matan a la gente, pero el número de muertes cada año, redujo a la mitad durante el último medio siglo. El número de muertos del invierno se ubica actualmente en 24.000 – siendo inaceptable en un país del primer mundo, pero no obstante una mejoría. La esperanza de vida nacional de Gran Bretaña, el 78 hace una década, llegará 81 años después.”  http://www.spectator.co.uk/the-week/leading-article/8789981/glad-tidings/

Vaya sorpresa deben de haberse llevado los socialistas, los catastrofistas y los pesimistas con este artículo que nos permite seguir siendo optimistas, y es que si tenemos menos muertes por guerras, menos hambre en el mundo y más prosperidad quiere decir que estamos mejor, entendiendo por supuesto que todavía falta mucho por hacer.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: