¿Fundamentalismo ambientalista en los colegios de Costa Rica?

Por Carlos Vilchez Navamuel

Con el tiempo hemos visto un cambio de conciencia en hechos y conceptos relacionados al ambientalismo que van desde el sentido común, la lógica, y el conocimiento científico, hasta hechos tratados con un fanatismo desproporcionado común en aquellas personas que tienden a ser  fanáticas o fundamentalistas.

En un escrito anterior titulado “Una nueva religión está emergiendo” mencionamos  que el reconocido biólogo Alexander Bonilla había escrito un artículo titulado “Confesiones de un ambientalista” donde afirmaba lo siguiente: “Desde hace 30 años educamos ambientalmente a los costarricenses. Pero cometimos el error de utilizar esta ecología catastrofista e informamos solo de una parte del ambiente, lo ecológico. No profundizamos en lo económico y social. Y aún hoy se sigue con este error. Creamos “ambientalistas” que se oponen a todo, sin visualizar el equilibrio que debe mantenerse en la búsqueda del desarrollo sustentable.” Y añadía: “Hace como 30 años decíamos que los bosques de Costa Rica se acabarían en el año 2000-2015. Y nos equivocamos… Hoy los bosques se recuperan gracias al programa de servicios ambientales” “Hace como 30 años combatimos la instalación de un oleoducto porque iba a acabar con la riqueza pesquera y ecosistemas importantes. Lo construyeron en Panamá, cerca de la frontera nuestra. Y nada ha pasado allá. La vida siguió y no hubo catástrofes ecológicas tan graves como lo denunciábamos, en su construcción y operación.” Y más adelante anotaba, “En l972 los Límites del Crecimiento del Club de Roma nos decía que hacia el año 2000 llegaríamos a los límites del crecimiento en Planeta Tierra, que a finales de siglo muchos de los recursos naturales se acabarían. Y aquí estamos.”   http://wvw.nacion.com/ln_ee/2008/octubre/19/opinion1742886.html



Conversando un día de estos con un grupo de personas en un almuerzo sacamos a colación el tema de los arreglos que se están llevando a cabo en la autopista General Cañas cerca de los puentes que colocaron frente a la urbanización los Arcos en Ciudad Cariari, allí  además del “túnel” debajo de los puentes se hizo otra salida -algo muy sencillo pero funcional-  desde la vía paralela hacia la autopista. Entre las personas que se encontraban allí había una adolescente de segundo año, apenas mencionamos el asunto comentó algo que nos dejó estupefactos, dijo algo parecido a lo siguiente: “El problema es que están dañando el ecosistema” un comentario producto de la educación que está recibiendo, ella refería estrictamente a la nueva salida que se había hecho y que se necesitó un área de aproximadamente 700 o 800 M2.

Esto nos confirmó que en efecto, en los colegios del país se está llevando a cabo una educación ambiental mal orientada y lo que es peor, no se ha hecho nada por corregirlo, seguimos educando a los estudiantes de forma equivocada, la tendencia es fundamentalista,  tristemente los muchachos  adoptan  lo que se les informa como una creencia a  seguir sin el mínimo razonamiento, por eso en un escrito anterior sobre este tema nos preguntábamos lo siguiente: El “ambientalismo” ¿una nueva religión? http://www.carlosvilcheznavamuel.com/el-%E2%80%9Cambientalismo%E2%80%9D-%C2%BFuna-nueva-religion/

Nuestra respuesta a esta última pregunta es sí, los signos son claros, estamos experimentando el nacimiento de una nueva religión -el ambientalismo- aunque esta no tenga que ver con dioses, ángeles o demonios.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: