Globovisión se queda sin periodistas y la oposición sin una ventana para expresarse

Por Carlos Vilchez Navamuel

Algunos de los  preriodistas que dejaron Globovisión

Algunos de los preriodistas que dejaron Globovisión

El periódico ABC de España publicó el 22 de agosto de 2013 una noticia sobre Globovisión que empieza así  “A unos periodistas el gobierno de Nicolás Maduro intentó comprarlos para que se quedaran y a otros les dieron un portazo en sus narices para que no volvieran. En resumen, la cadena informativa Globovisión luce una nueva cara esta semana: abiertamente a favor del gobierno tras la renuncia masiva de sus periodistas y también la de sus anunciantes publicitarios, además de su presidente oficialista Juan Domingo Cordero”. (Las negritas son nuestras) http://www.abc.es/internacional/20130822/abci-venezuela-globovision-nueva-maduro-201308220328.html

Y es que con la salida del periodista más emblemático de Globovisión Leopoldo Castillo, las  renuncias y despidos han continuado, los últimos afectados son periodistas Anclas y Fundadores de Globovisión, María Elena Lavaud, Norberto Mazza, María Isabel Párraga, Robero Giusti, Ana Karina Villalba, Román Lozinski, Alba Cecilia Mujica,Gladys Rodríguez, después de su salida  redactaron un comunicado que titularon “La Hora Menguada” Por su contenido copiamos parte del mismo, dice así:

“En esta hora menguada de la libertad de expresión, nosotros, anclas y fundadores de un proyecto, que sin duda marcó un precedente en la historia del periodismo venezolano, queremos compartir con la opinión pública lo siguiente: En marzo pasado fuimos sorprendidos con la noticia de la venta irreversible del único canal informativo de Venezuela.

Se nos dijo que en manos de sus dueños fundadores, el proyecto era económica y políticamente inviable.

Cinco meses después y con pleno y absoluto conocimiento de causa tenemos que alertar a la población venezolana: Globovisión es moral, ética y periodísticamente inviable.

Progresivamente hemos visto cambios y condiciones inaceptables para el libre ejercicio de nuestra profesión: La promesa básica del equilibrio, que por cierto, siempre hemos intentado tener, se ha convertido en censura a noticias y programas, lista negra de invitados, intentos de imponer preguntas a algunos periodistas, irrespeto a la integridad, menosprecio al ejercicio profesional e injustificado desequilibrio a favor del gobierno en el balance de los espacios de noticias. Vemos con estupor cómo directivos del canal han manifestado su intención de eliminar “la denuncia” de la programación. Observamos con profunda tristeza y preocupación que los programas de corte social están desapareciendo.
La pantalla de hoy es elocuente.

¿Ante qué estamos?
Estamos ante la amenaza más seria que ha sufrido la libertad de expresión en los últimos tiempos; y no es porque sea Globovisión. Es porque Venezuela, en el momento más crítico de su historia política, se está quedando sin medios libres y a merced de una sola visión de país.



Nuestro compromiso de hoy es el compromiso de siempre: buscar la verdad, decir la verdad, ser la voz de los que no la tienen, escuchar sus denuncias, interpretar sus necesidades, gestionar soluciones y ser interlocutores del pueblo y los centros de poder.

La verdad nos hace libres, pero también incómodos para todos los gobiernos. http://runrun.es/impacto/79085/la-hora-menguada-comunicado-periodistas-anclas-y-fundadores-de-globovision.html

Más claro no se podría haber dicho “Globovisión es moral, ética y periodísticamente inviable”. Anteriormente habían salido otros periodistas como Carla Angola,  Francisco “Kiko” Bautista, Pedro Luis Flores, Elsy Barroeta, Nitu Pérez Osuna, María Isabel Párraga, Jesús “Chuo” Torrealba, Marianna Gutiérrez y María Fernanda Flores y otros que fueron despedidos como Sasha Ackerman y Jorge Luis Pérez.

Algunos de estos periodistas representaban por lo menos un 24% de la programación diaria, lo que permite pensar que la nueva junta directiva junto con la administración no van a resolver su problema fácil, producir nueva programación y contratar gente con el mismo nivel no va a ser sencillo.

Por ahora nos preguntamos, ¿Cuántos periodistas  más van a salir de esa televisora y qué va hacer el canal de las 24 horas de información en este proceso?

Estamos seguros que la salida de todos estos profesionales ha tenido que bajar su rating, nosotros dejamos de ver Globovisión desde que Aló Ciudadano salió del aire, suponemos que muchas otras personas se sumaron a esa decisión.

¿Qué sentido podría tener para los opositores ver un canal más que está a favor del gobierno y cuyas políticas son ocultar y no emitir información que pueda dañar su imagen?

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: