Hugo Chávez desconfía y desprecia a los profesionales venezolanos


Por Carlos Vilchez Navamuel

Como se sabe, Hugo Chávez Frías ha sido operado de emergencia en la Habana, la capital cubana, sin embargo pocos venezolanos sabían de la gravedad de sus problemas de salud, esto resulta curioso, porque por lo general en los naciones democráticos cuando un presidente padece de algo, el pueblo suele estar bien informado de lo que le pase al jefe de Estado, lo contrario sucede en los países cuyos regímenes son cerrados, dictatoriales o totalitarios y donde el secreto es lo acostumbrado. Se ha afirmado que el padecimiento del presidente es de un “absceso pélvico” o inguinal como han dicho otros, pero lo cierto es que desconocemos cual es su verdadero problema, situación que genera muchas dudas y suspicacias.

Lo que sí llama más la atención de todo esto, y que con el tiempo se confirma, es la desconfianza del presidente para ser atendido en Venezuela, mientras el señor Chávez Frías vuela a la Habana para operarse, los venezolanos de Petare y otras regiones, -como bien lo sabe él- tienen que hacer largas filas para recibir los servicios médicos en condiciones precarias.

Resulta deplorable, que el presidente de Venezuela, en vez de recurrir a sus conciudadanos más sobresalientes y preparados prefiera contratar y rodearse de cubanos temerosos, amenazados y domesticados por los hermanos Castro.

Tanto ha desconfiado Chávez de sus propios compatriotas, que a la fecha se calcula que existen unos 60.000 colaboradores cubanos entre ellos, médicos, militares y profesionales de todo tipo en Venezuela. Los encontramos en puestos de confianza, de seguridad y hasta en consulados, sin olvidarnos que están en los cuarteles, como asesores en informática, y ahora nos confirman que las atenciones sobre su salud tienen que realizarse en Cuba, desestimando así a sus conciudadanos.



Recordemos también que con la crisis eléctrica del año pasado, Chávez decidió traer a un viejo militar cubano de nombre Ramiro Valdés, experto en represión y el creador de los servicios secretos cubanos (el G2) además ministro del Interior, para -según él- resolver la crisis energética.

El periódico Vanguardia de España nos dice en un artículo fechado el 07-02-10 que “Cuba y Venezuela se fusionan cada vez más. No existe área o sector del país andino en el que Chávez no haya impuesto la presencia de agentes del régimen castrista”
http://www.lavanguardia.com/internacional/noticias/20100207/53885110693/los-cubanos-controlan-ya-sectores-claves-de-venezuela-valdes-chavez-ramiro-valdes-la-habana-internet.html

Chávez desconfía hasta de su propia sombra, una información salida de América Económica con fecha del 17-06-11 así lo confirma, dice así “El presidente venezolano no confía en sus ministros. Solo de esta forma podría explicarse que en su ausencia, por una misteriosa enfermedad que le hace permanecer en Cuba, la Asamblea Nacional venezolana se haya visto forzada a legitimarle para gobernar desde allí.” Y añade más adelante “Chávez ha preferido gobernar desde Cuba a ceder el poder a cualquiera de sus ministros.” http://www.americaeconomica.com/index.php?noticia=10600&name=POL%C3%8DTICA

De los únicos venezolanos que el presidente venezolano se rodea, son de aquellas personas que le son sumisas, que sabe que le tienen miedo, que le dicen sí a todo, de aquellos que no se atreven a discrepar con él y de todos aquellos que le aplauden como focas de circo cuanta tontería manifiesta.

Con esta cantidad de acciones, se confirma una vez más, la desconfianza y el desprecio cada día mayor, que tiene el presidente Chávez por sus compatriotas profesionales.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: