Human Rights Watch afirma que en Venezuela lo que existe es una democracia ficticia

Por Carlos Vilchez Navamuel

José Miguel Vivanco, responsable para América Latina de Human Rights Watch

José Miguel Vivanco, responsable para América Latina de Human Rights Watch

En un comunicado de prensa de la Agencia AFP (Agence France-Presse) se nos informó que Human Rights Watch (HRW) la  organización que vela  por los derechos humanos  denunció  entre  otras  cosas que “En Venezuela lo que existe es una democracia ficticia, y que el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro gobierna así intimidando a opositores y medios de comunicación”.

El boletín dice que en texto del informe anual se señala que “Durante el gobierno del presidente (Hugo) Chávez, y del actual presidente Maduro, la acumulación de poder en el ejecutivo y el deterioro de las garantías de derechos humanos han permitido que el gobierno intimide, censure y enjuicie a sus críticos”  y que  “Venezuela fue incluida por HRW en una lista de países con gobiernos “autoritarios” que aprendieron a “adoptar las formalidades de la democracia sin respetar su esencia”, y donde se celebran numerosas elecciones, a menudo “controladas”.  Además añade que “Esta democracia ficticia no reconoce principios básicos, como los que exigen que los gobiernos rindan cuentas en el marco del estado de derecho, respeten los derechos humanos que protegen a las minorías y mantengan el compromiso de permitir un debate público libre y constante”. 

José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch para las Américas,  afirmó además que “Es preocupante la reducción de espacios de periodismo crítico en Venezuela por efecto de los ataques gubernamentales contra los medios y los poderes especiales de Maduro para gobernar”. Vivanco comentó también que el poder judicial es un “apéndice incondicional” del presidente venezolano, elegido en marzo de 2013 tras la muerte de Chávez”.

Buscamos directamente la información en el sitio de Human Rights Watch  sobre este informe  anual  denominado la 24.° evaluación anual de prácticas de derechos humanos en todo el mundo, estos informes resumen las principales cuestiones a destacar en más de 90 países, aquí unos párrafos tomados del sitio y lo que dice sobre Venezuela.



Durante el gobierno del Presidente Chávez, y del actual Presidente Maduro, la acumulación de poder en el ejecutivo y el deterioro de las garantías de derechos humanos han permitido que el gobierno intimide, censure y enjuicie a sus críticos. Si bien aún son muchos los venezolanos que critican al gobierno, la posibilidad de enfrentar represalias —a través de acciones estatales arbitrarias o abusivas— ha socavado la capacidad de los jueces de pronunciarse imparcialmente en casos con fuertes implicancias políticas, y ha obligado a periodistas y defensores de derechos humanos a medir las posibles consecuencias de publicar información u opiniones críticas sobre el gobierno”.

En septiembre de 2013, entró en vigor la decisión del gobierno de Venezuela de denunciar la Convención Americana sobre Derechos Humanos, lo cual impide que los venezolanos puedan acceder a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, un tribunal internacional que ha protegido sus derechos durante décadas en un amplio espectro de casos.

El abuso policial, las condiciones carcelarias y la impunidad en casos de abusos cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad continúan siendo materia de profunda preocupación. 

El gobierno venezolano ha intentado marginar a los defensores de derechos humanos del país acusándolos reiteradamente de procurar atentar contra la democracia venezolana con la colaboración del gobierno de Estados Unidos. Por ejemplo, en julio de 2013, el ministro de relaciones interiores acusó a Rocío San Miguel, directora de la organización no gubernamental Control Ciudadano, de ser “operadora de la CIA en Venezuela” y de llevar adelante una “campaña psicológica” contra las políticas de seguridad del gobierno”.  Las negritas son nuestras.  http://www.hrw.org/es/world-report/2014/country-chapters/121991

Mejor no se puede definir la situación venezolana, no existe una democracia en Venezuela, eso es una realidad desde que se gobierna de forma autoritaria violando continuamente los derechos de los ciudadanos, esto ya lo sabemos, el problema es el cómo resolver esta situación de manera rápida, la única vía posible que vemos es salir a la calle y paralizar el país  hasta que este gobierno salga, de lo contrario el país seguirá hundiéndose cada día más.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: