Insulza y la OEA en deuda con la democracia latinoamericana

Por: Carlos Vilchez Navamuel


¿Cuales son la razones por las cuales este organismo no tiene la fortaleza y el mandato suficiente para poner a raya a los gobiernos que sé autodenominan democráticos, pero que una vez que están en el “poder” utilizan todas las debilidades de la Democracia para buscar perpetuarse y hacer constantes violaciones a los derechos humanos?

¿Porqué la Organización de Estados Americanos (OEA) y su Secretario General están en deuda con la Democracia Latinoamericana?

Las respuestas son muy simples, la OEA no tiene los mecanismos necesarios para obligar a estos gobiernos a que cumplan los principios generales que rigen este organismo ni los que demanda la Carta Democrática Interamericana que se firmó en el año 2001 en Lima Perú.

Al existir carencias en sus postulados y ambivalencias en la Secretaría General, la OEA se vuelve un organismo débil ante sus mismos miembros.

¿De que le sirve a la oposición de Venezuela, Nicaragua o Honduras hacer denuncias en este organismo? ¿Cómo pueden hacer valer sus derechos?

Se predica la no-injerencia de los pueblos, pero Hugo Chávez en tono desafiante lo hace constantemente arremetiendo contra el gobierno Colombiano e inmiscuyéndose en los otros gobiernos latinoamericanos comprando conciencias y financiando proyectos afines a su ridícula filosofía del siglo XXI. Y mientras tanto no vemos ni a la OEA o su Secretario General ni a los gobernantes con excepción del presidente Uribe que se le enfrenten.

Pareciera que su forma patán y grotesca intimida a la OEA, a su Secretario General y a los actuales gobernantes de Latinoamérica.



Qué hizo la OEA cuando Chávez acusó a Insulza de haberse inmiscuido en sus decisiones soberanas, y le pidió al diplomático chileno que renunciara a la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) tras tildarle entre otras cosas de “insulso, pendejo y virrey del imperio”. Esto nada mas por haber lanzado la propuesta a las autoridades venezolanas para que reconsideraran su decisión de no renovar la licencia de la televisora más antigua de Venezuela (RCTV), y porque dijo ser una medida propia de una dictadura e inaudita en la democracia latinoamericana.

Porqué el Secretario General de la OEA se comporta de forma ambivalentemente cuando alcahuetea por un lado al gobierno cubano al declarar en el 2006 “yo soy un gran convencido que el sistema cubano puede evolucionar en la medida en que respetemos lo que los cubanos quieran, y segundo, que no intentemos imponer soluciones, o crear una agitación o un proceso conflictivo dentro de Cuba” y por otro lado aparece en Honduras prepotente y exigente dando órdenes al gobierno de transición.

En este punto vale la pena preguntarse si el señor Insulza es la persona más idónea para dirigir la Secretaria General de la OEA, esto porque ha provocada demasiadas “chispas” en la comunidad latinoamericana, resulta obvia su inclinación hacia la izquierda, defiende al gobierno cubano como ya lo hemos visto y se queda callado cuando Chávez expresa por cadena de televisión que invadiría Honduras con tal de derrocar al gobierno de Micheletti.

Lo que sigue a continuación sirve para esclarecer de forma evidente lo que estamos diciendo, veamos: En su editorial de Tal Cual (Venezuela) de Julio pasado, Teodoro Petkoff echó esta “bomba” cuando comentó la siguiente conversación:

“A mediados de mayo tuve ocasión de conversar con Insulza, en su oficina en Washington, por invitación suya, dicho sea de pasada. Nos habíamos encontrado en la presentación de un libro y me pidió que lo visitara al día siguiente. Lo hice, acompañado de un amigo venezolano, que fue testigo de la conversación.

Era la víspera de la reunión en la cual la OEA iba a considerar el tema de Cuba.
Explicándome el asunto, me dijo Insulza que, en el fondo, no podíamos ponernos “demasiado exquisitos” con lo de Cuba porque “en el continente hay al menos siete gobiernos que no pasarían el examen de la Carta Democrática”. Dada la gravedad de lo que está ocurriendo en Honduras, me siento obligado a cometer la infidencia de transcribir lo que me dijo de seguidas: “Entre ellos el de tú país”.
De modo que Insulza (y la OEA en su conjunto) sabe perfectamente qué es lo que está ocurriendo en nuestro país en materia de vulneraciones a la vida democrática”
Ver el editorial completo en: http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/63830/insulza-dijo-que-venezuela-no-pasaria-el-examen-de-la-carta-democratica/

Es obvio entonces, y queda totalmente claro que la OEA con su Carta Democrática no podrá hacer otra cosa mas que mediar de buena fe en los conflictos actuales y los que puedan aparecer en el futuro.

La Organización de los Estados Americanos requiere una nueva ruta de trabajo, requiere nuevas herramientas que le permitan ejecutar sus mandatos, requiere cambios sustanciales en la Carta Democrática y requiere sobre todo renovarse. Mientras esto no suceda las endebles democracias latinoamericanas sufrirán con gobiernos como los de Morales, Chávez, Correa, y Ortega que apretarán el cinturón de la fuerza para fortalecerse.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: