Judicatura española da una lección a los políticos

Por Carlos Vilchez Navamuel

Como se sabe, España es uno de los países que más ha sufrido la crisis económica y financiera desde 2008, como resultado se han llevado a cabo más de 400.000 desahucios,  el número de parados (desempleo) en España llega ya al 25%, la cifra más alta de Europa.

La noticia que sale el 11-11-12 en el diario español  “El País es alentadora y pone presión a los que tienen la responsabilidad de resolver los problemas,  se titula: “Los jueces se alían para paliar los efectos de la crisis en los más débiles. http://politica.elpais.com/politica/2012/11/10/actualidad/1352586484_709860.html

¡Ya era hora!  Se pone de manifiesto que en democracia cuando los políticos no se ponen de acuerdo y no actúan rápidamente para solucionar los graves problemas de la sociedad, otras instituciones deben pronunciarse, el  mejor ejemplo lo está dando la Judicatura española tal y como nos lo dice esta noticia.



Entre otras cosas el diario comenta que “La justicia está llamada a encabezar el discurso público contra la crisis”. Los 47 jueces decanos de España, que han suscrito esa afirmación, se han convertido estos días en la inesperada punta de lanza de un movimiento reivindicativo para paliar los efectos sociales  del derrumbe económico.  Sus iniciativas han removido los cimientos del Poder Judicial, han obligado al Gobierno a plantear reformas legales y han forzado a los dos principales partidos políticos a buscar fórmulas de consenso. Han sido algunos de esos jueces decanos los que han logrado en solo dos semanas que el Gobierno y los partidos se apresuren a cambiar la dura legislación sobre ejecuciones hipotecarias para poner coto a lo que los propios magistrados han calificado: de “auténtica lacra social”: los 400.000 desalojos que otras tantas familias han sufrido desde que comenzó la crisis económica.”

Y continúa: “No podemos vivir de espaldas a la realidad, a la sociedad. No podemos ser tan insensibles. La venda en los ojos es la de la imparcialidad, pero no la de la insensibilidad”, señala el decano de Bilbao, Alfonso González-Guija, para explicar que, en efecto, entre los jueces se ha producido un movimiento “sin precedentes”. La mayoría de esos decanos son profesionales por debajo de los 45 años, con todo tipo de tendencias o preferencias políticas. Dentro de la judicatura, son los únicos elegidos por voto directo de sus colegas en cada circunscripción, un hecho destacado por algunos de los más activistas.”  

El juez Pedro Luis Viguer, decano de Valencia al enterarse de la reunión que habían tenido los dirigentes de  los partidos del PSOE y el PP en Madrid para ejecutar la reforma de la ley hipotecaria. Ha dicho: “Han reaccionado seguramente porque no les quedaba más remedio”,  “Les estaban adelantando por la izquierda y por la derecha en un movimiento vertiginoso”

En tiempo de crisis las personas deben ocupar el primer lugar ante cualquier hecho sea este el que fuere,  los políticos deben ser expeditos en la toma de decisiones, estamos seguros que hay mil formas para paliar el problema que sufren hoy día millones de personas en España, como se sabe esta crisis ya ha provocado suicidios en la población, el último ocurrió recientemente en la localidad Vasca de Barakaldo al norte de España el 9 de noviembre, su  nombre Amaia Engaña, una mujer de tan solo 53 años, se suicida  porque supo que  iba a ser desahuciada. En consecuencia  miles de personas se manifestaron para denunciar su muerte, coreando lemas como “No es un suicidio, es un homicidio”, “Ellos la pasta, nosotros los muertos”, “Ningún desahucio sin respuesta” o “Hay que parar el terrorismo financiero”

Luego de este lamentablemente suceso, la Agencia de Noticias AP informó que “El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que se propone instrumentar rápidamente reformas para evitar los desalojos por incumplimiento de pagos hipotecarios después de que una mujer se suicidara cuando la policía llegaba para echarla de su departamento. Rajoy dijo ese día que la legislación actual permite “situaciones inhumanas” a medida que las personas que no pueden cumplir con sus pagos son desalojadas de su vivienda cuando todavía están agobiadas por el resto de la deuda de su hipoteca. El jefe de Gobierno dijo que desea “una suspensión temporal de los desalojos” mientras introduce un código que permita renegociaciones de la deuda o en su defecto un acuerdo que abra la posibilidad de que los deudores permanezcan en sus viviendas durante más tiempo.”

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: