La prensa en los tribunales

Por Carlos Vilchez Navamuel

prensa y tribunales

El periódico La Nación de Costa Rica publica el 20 de julio de 2013 un editorial intitulado “La política en los tribunales”.  Esto nos motivó a escribir este artículo y titularlo como lo hicimos porque aunque como veremos más adelante el editorial menciona algo sobre el papel de la prensa en este tema en particular, lo hace obviando algunas cosas que no se pueden dejar pasar por alto.

La publicación del artículo de fondo del matutino en su versión digital, destaca además dos sentencias debajo del título que son verdaderamente lapidarias, la primera dice: “La judicialización de la política, sobre todo en la jurisdicción penal, aleja del servicio público a ciudadanos capaces y conduce a la parálisis”. Y la segunda afirma o sugiere que “El Estado no debe desatar investigaciones penales sin elementos suficientes para fundar un juicio de probabilidad sobre la comisión del ilícito”.



Este editorial  menciona además un discurso pronunciado por el fallecido presidente de la Corte Suprema de Justicia, Dr. Luis Paulino Mora, al inaugurar el año judicial 2011 donde  clamaba contra la judicialización de la política, aclaraba lo que el estado no debe de hacer y señalaba la cuota de responsabilidad que tiene la prensa como lo veremos a continuación cuando don Luis Paulino habría mencionado en ese discurso que  “La prensa también tiene una importante cuota de responsabilidad. Está demasiado ávida de dar cuenta de los hechos denunciados, sin detenerse a sopesar sus méritos y, con frecuencia, confundiendo la hipótesis del denunciante con hechos comprobados.  Ningún periodista ignora, tampoco, la caja de resonancia que se obtiene para determinada noticia con solo preguntar al Ministerio Público sin investigar. La respuesta es con demasiada frecuencia un “si”, porque lo contrario no da buena impresión. Con eso, se consigue un nuevo titular: “Ministerio Público investigará…” y se le abonan créditos a lo inicialmente informado.” http://www.nacion.com/opinion/editorial/politica-tribunales_0_1354864504.html

El comentario sobre una parte del problema es claro, pero omitió mencionar otros vicios que se sabe ocurrieron en los casos por ejemplo de los expresidentes Calderón y Rodríguez donde vimos una extraordinaria comunicación entre personas que trabajaban en los tribunales no identificadas y los periodistas principalmente de Canal 7 y de La Nación que obtuvieron en ese momento información casi instantánea de documentos que estaban en sumario, sin entender el contubernio que allí parecía existir, mientras que los indagados y los abogados defensores siempre estaban en desventaja.

A todo esto nosotros pensamos que de la misma forma que “El Estado no debe desatar investigaciones penales sin elementos suficientes para fundar un juicio de probabilidad sobre la comisión del ilícito”. La prensa tampoco debería de publicar informaciones sin estar totalmente segura de la noticia que van a revelar.

Hace bien La Nación en reconocer en su editorial parte del problema, ojalá  en el futuro  acepten lo dicho por don Luis Paulino y sean congruentes con lo expresado en su editorial, pero deberán ser más cuidadosos al dar una noticia sin violar los derechos fundamentales de las personas.  Como bien lo expuso el expresidente Miguel Ángel Rodríguez en una carta a la columna en ese periódico: “¡Albricias por esa claridad conceptual y valentía! Más vale nueve años tarde que nunca. Ahora, en aras de esa misma claridad conceptual y valentía, falta un mea culpa en do sostenido”. http://www.nacion.com/opinion/cartas/Cartas-Columna_0_1356864313.html

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: