Las bondades de la Libre Competencia

Por Carlos Vilchez Navamuel

libre competencia 2

Un sitio en Internet nos dice que “La libre competencia representa la libertad de decisión de los que participan en el mercado, en un contexto en el que las reglas de juego son claras para todos y se cumplen efectivamente. La libre competencia se basa fundamentalmente en la libertad de elección tanto para el consumidor como para el productor”. Y añade “La libre competencia genera incentivos para que una empresa obtenga una ventaja competitiva sobre otra mediante la reducción de costes y la superioridad técnica. Esta circunstancia provoca un aumento de la eficiencia de las empresas para producir un incremento de la calidad del producto ofertado y una disminución de los precios que permite que una mayor cantidad de consumidores tenga acceso al mercado”.

Para que se produzca libre competencia es necesario que existan numerosos vendedores y compradores dispuestos a vender y comprar de forma libre y sin que exista influencia alguna sobre el precio de los productos porque este se obtiene al final de manera impersonal por el mercado según las leyes de la oferta y la demanda.

Por el contrario, cuando no existe libre competencia como es el caso donde existen monopolios, lo que se produce son distorsiones manipuladas por quienes los dirigen, además con los monopolios se forman gollerías, verdaderas “mafias” internas y desde luego corrupción, al final los que sufren las consecuencias son precisamente los consumidores que dependen de ellos y como bien lo dijo Winston Churchill, “Si destruyes un mercado libre creas un mercado negro, si creas diez mil regulaciones destruyes todo el respeto por la ley”.

En Costa Rica existen monopolios patéticos como; RECOPE, el CNP, dos ejemplos de empresas estatales que no funcionan bien y que han sido mantenidas por gobernantes estatistas que no les ha importado si funcionan en beneficio o no de todos los ciudadanos, estas instituciones son monopolísticas, la primera, Recope, es la que compra y distribuye los hidrocarburos, hoy todos tienen conocimiento de que los combustibles en este país son los más caros del área, esta empresa estatal se creó además con el propósito de que refinara los productos que se traían, sin embargo como se sabe desde hace años dejó de hacerlo, la segunda empresa a la que nos referimos es el CNP, que tiene el monopolio para vender el alcohol, entre otros producen el guaro, uno de los licores que más se consumen en este país, y que el año pasado generó cerca de 1000 millones de pérdidas.



Sin competencia estas empresas hacen prácticamente lo que les da la gana, mantienen planillas con altos salarios de forma indiscriminada, las pérdidas como señalamos arriba son constantes y los productos que nos venden son los que ellos quieren y generalmente son caros como lo sentimos todos los días con los combustibles.

APERTURA DE TELECOMUICACIONES, CAÍDA DE PRECIO

APERTURA DE TELECOMUNICACIONES IGUAL CAÍDA DE PRECIO Y MEJOR SERVICIO

 

La prueba de que la libre competencia es buena la experimentamos por ejemplo aquí en Costa Rica, cuando abrimos la banca, una vez que entraron a operar los bancos privados, los servicios de la banca estatal mejoraron, luego cuando por fin vimos la apertura en seguros y telecomunicaciones, sentimos grandes beneficios, bueno recordar que cuando el ICE tenía el monopolio de la telefonía celular, pedir una línea tenía un costo cercano a los $100 dólares y había que esperar la línea hasta dos años, hoy con la libre competencia, podemos obtener una línea de forma inmediata sin costo alguno, los paquetes que le ofrecen al consumidor son cada día más variados y atractivos y el beneficiado una vez más es el consumidor como lo indica el gráfico que adjuntamos en este escrito.

La libre competencia no es solo sana para cualquier economía, el individuo puede disfrutar de la libertad de escoger, libertad que con los monopolios se nos priva.

Abramos Recope, cerremos el Consejo Nacional de Producción y toda aquella institución que solo beneficia a pequeños grupos de privilegiados, la lucha debe de ser por la mayoría de los ciudadanos, por el país y por el futuro de nuestros hijos y nietos. Las acciones a tomar son claras, libre competencia y más libertades, menos impuestos y un Estado más eficiente, mientras esto no se produzca tendremos más de lo mismo.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: