Las metas para nuestro bicentenario

Por Carlos Vilchez Navamuel

El plan de gobierno del ex presidente Oscar Arias Sánchez del 2006-2010 se llamó “Hacia la Costa Rica desarrollada del bicentenario”.

Con este concepto, el Ministerio de Planificación del gobierno anterior desarrolló el Proyecto Bicentenario (PB) que el ex ministro de Planificación Roberto Gallardo dejó listo en abril pasado, ha hecho bien la actual administración al asumir el proyecto como uno de sus insumos y elaborar el plan de desarrollo 2010-2014.
http://www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2010/mayo/02/_MMedia/0000010071.pdf

El PB tiene como objetivo principal convertir a Costa Rica en un país desarrollado para el 2021 y celebrar así el bicentenario de nuestra independencia.

Se convierte entonces el PB en la brújula del gobierno y nos señala un camino con claros objetivos, necesitamos subir los índices en muchos aspectos y para ello es imprescindible ejecutar más de 90 metas que el país requiere para convertir a Costa Rica en un país desarrollado.



Entre los objetivos y las metas que tiene el proyecto se menciona por ejemplo erradicar los 16.000 precarios que se contabilizaban en el 2008, reducir el hacinamiento en vivienda de un 20% al 12%, aumentar el número de atención en los Ebais, afiliar al 90% de los trabajadores al Seguro Social, conectar al 100% de los centros educativos a Internet, lograr que el 100% de los ancianos tenga ingresos, bajar el desempleo y conseguir un crecimiento sostenible del 6%, equilibrio en las finanzas públicas, fortalecer la democracia, así como resolver los grandes problemas de infraestructura.

Entendemos que uno de los grandes problemas que enfrentan las administraciones de todos los países tiene que ver con las diferentes velocidades con que trabajan sus instituciones públicas comparándolas estas con la velocidad con que se requiere resolver las necesidades. http://carlosvilcheznavamuel.blogspot.com/2009/09/la-autopista-de-las-instituciones.html

Comprendemos también que algunos de estos objetivos son a largo plazo, pero el sentido común nos dice que hay ciertas metas que se pueden obtener de forma mucho más expedita, este proyecto se mira bien, sin embargo vemos que la propuesta es un tanto conservadora en algunas áreas, proponerse erradicar los 16.000 precarios que existen actualmente en once años es demasiado tiempo, este problema tan vergonzoso debe de resolverse a la mayor brevedad posible, un solo gobierno podría lograrlo.

Pensamos también que once años para conectar Internet con todos los centros de educación del país es mucho tiempo, se sabe que la tecnología ha cambiado, que los costos han bajado y que el ICE tiene la capacidad para ejecutarlo.

Lo que se necesita son acciones y decisiones políticas inmediatas, postergar los problemas no es aceptable.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: