Los “escuálidos” ganaron con un 52% en Venezuela


Por Carlos Vilchez Navamuel

Con su acostumbrado léxico el presidente Hugo Chávez en abril pasado llamó “escuálidos a sus opositores y comentó además que “ser escuálido es una enfermedad” y que no estaba seguro de que tuviera cura. http://www.youtube.com/watch?v=ejyA7GBAqSk&feature=player_embedded

El diccionario de la Real Academia Española define esta palabra en sus dos primeras acepciones de la siguiente manera: flaco, macilento, sucio, asqueroso y en la tercera acepción se refiere a los peces selacios. Aún no nos explicamos exactamente lo que quiere decir con esto el ex golpista.

Pensamos que el que tiene una enfermedad incurable es el presidente Chávez, esa cuya explicación nos la dio hace mas de trescientos años Voltaire y que comentamos en un escrito anterior. http://carlosvilcheznavamuel.blogspot.com/2009/10/la-triste-enfermedad-que-padece-el.html

El jueves 23 de septiembre el actual presidente de Venezuela cerró la campaña oficialista diciendo una vez más “Vamos a dar una pitada a los escuálidos. ¡Ridículos!”, dijo el mandatario durante un acto en el estado industrial de Lara. ¡El que no brinque es escuálido!” “Les vamos a dar una paliza a esos escuálidos vende patrias, corruptos, sinvergüenzas, subordinados al imperio yankee”
http://www.elmundo.es/america/2010/09/24/venezuela/1285286189.html



Finalizadas las elecciones y después de una larga espera el Consejo Nacional Electoral entregó su primer boletín confirmando que la oposición obtuvo un 52% de votos del total del 66,45% del electorado que fue a votar. http://globovision.com/news.php?nid=163106

Este porcentaje del total de votos logrado por los opositores es muy importante porque refleja no solo el descontento que existe con el actual gobierno sino una clara oposición a las propuestas del socialismo del siglo XXI. Esta oposición será representada por solo 62 diputados en la Asamblea Nacional, esto porque en Venezuela existe un sistema para el conteo de votos distorsionado y que algunos llaman “perverso”

Por su parte los chavistas no alcanzaron la meta que se propusieron pues solo lograron 90 de los 110 escaños que necesitaban para obtener los dos tercios y dominar completamente la Asamblea Nacional.

Con estos resultados el presidente Chávez deberá aceptar que no todos los venezolanos están “brincando” con su revolución, que su deber por mandato constitucional es gobernar para todos sin importar su ideología, o clase social, deberá poner las “barbas en remojo”, pensar más en las necesidades y peticiones de este otro sector del electorado que despreció desde el primer día que llegó al poder, tendrá que entender que su propuesta después de 11 años “tocó techo” y que más de la mitad de los venezolanos la ha rechazado.

Con el retorno de la oposición a la Asamblea Nacional el equilibrio político se establece, la esperanza de los que no han sido oídos vuelve a surgir, se fortalece la democracia venezolana y podrán usar los escaños para preparar el camino a las próximas elecciones presidenciales donde el conteo de votos será sin las “distorsiones” de estas elecciones que acaban de terminar.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: