Los comunistas no comen niños pero sí devoran países

Por Carlos Vilchez Navamuel

Villalta es usted comunistaAl candidato a la presidencia por el Frente Amplio de Costa Rica, José María Villalta, le preguntaron en una entrevista en televisión si él era comunista, a lo que contestó  de forma defensiva: “Bueno, no como chiquitos, conste, tengo un hijo de dos años y está muy sanito” (chiquitos es un término que utilizan los costarricenses para referirse a los niños). Pero la pregunta como podrán ver en el siguiente video la contestó sin definirse, aquí pueden oír y ver su respuesta ambigua a partir del minuto 7,24.   http://www.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=eMJqyUPBkgI&desktop_uri=%2Fwatch%3Fv%3DeMJqyUPBkgI%26feature%3Dyoutu.be&app=desktop

Pensamos que en efecto, los comunistas no comen niños,  pero sí hemos visto que devoran países,  eso lo vimos en el siglo pasado con  la Unión Soviética invadiendo, empobreciendo países, y repartiendo miseria por doquier, los gobiernos comunistas de Cuba y Corea del Norte hicieron lo mismo con sus países. En nuestra región, Venezuela está siendo devorada por estas ideas y una parte de su población aún no se ha dado cuenta.

En ese país suramericano lo que han hecho es empobrecer principalmente a las clases medias, pues como se sabe la clase alta y muy rica sacó su dinero hace mucho tiempo y lo empezó a invertir en otros países como EEUU, Colombia, Panamá, Costa Rica por mencionar solo algunos.

estado se come todo

Los gobiernos dirigidos por comunistas arrasan primero quitándoles a los que poseen bienes, tierras, fábricas y comercios, producto y esfuerzo a veces de dos o tres generaciones,  expropian a los que con mucho esfuerzo forjaron sus capitales y promueven con populismo reglas y normas que atropellan los derechos de los otros con el discurso de compartirlo con los pobres, en otras palabras roban la propiedad ajena.

Pez grande se come al pez chico

Los gobiernos dirigidos por comunistas, son autoritarios y totalitarios, coartan las libertades de los individuos sometiéndolos a sus regulaciones para anularlos y no puedan hacer nada contra ellos, no comen niños, pero se comen las libertades de otros, no comen niños pero les quitan las posibilidades  a los emprendedores de crecer,  no comen niños, pero se convierten en países poco prósperos.

Los gobiernos dirigidos por comunistas en efecto no comen niños pero tampoco han sido exitosos, la historia nos demuestra que ningún gobierno comunista excepto China -con su apertura económica- ha logrado lo que los países democráticos han hecho generando riqueza, promoviendo y respetando los derechos humanos, la libertad de prensa y las libertades del individuo. Por el contrario el comunismo al igual que el socialismo del Siglo XXI lo único que distribuyen es igualdad de miseria.

Y sí, pensábamos que los comunistas no comen niños pero con las últimas informaciones que se han publicado, las dudas empiezan a surgir, una fuente asiática afirma que en Corea del Norte padres se comieron a los hijos por hambre,  la noticia de Asia Pres explica como un padre  fue sentenciado a muerte por haber matado a sus dos hijos para tener comida.
http://www.infobae.com/2013/01/29/1065631-norcorea-padres-se-comen-los-hijos-hambre

Y mientras terminábamos este escrito, algo macabro apareció publicado en Facebook,  nos referimos a una nota  periodística con fecha del 23-11-13 procedente de Cantón, China donde se afirma que  “Chinos comen sopa hechas de bebés para aumentar la potencia sexual, advertimos que las fotos que acompaña el artículo son tan crudas  que puede afectar a personas muy sensibles. http://www.noticiascontroversiales.com/mundial/chinos-comen-sopas-hechas-de-bebes-para-aumentar-la-potencia-sexual/

Compartir