Los roles de Henrique Capriles y lo que se debe de hacer en Venezuela

Por Carlos Vilchez Navamuel

Capriles, el tiempo de Dios es perfecto

Después de las elecciones de abril pasado el candidato de la oposición  Henrique Capriles ha asumido una cantidad de papeles, que a nuestro criterio no debería de tener, por ahora lo identificamos con “tres sombreros” diferentes que lo obligan  a multiplicarse y con  los que tiene que lidiar a diario.

Capriles fue y es el candidato de la oposición venezolana, ha sido y es el Gobernador de Miranda y se convirtió en el líder indiscutible de la oposición en Venezuela.

Como candidato, al escuchar los datos emitidos por el CNE y ver que los resultados eran dudosos, los  rechazó y los impugnó basado en todas las irregularidades encontradas en el proceso,  por lo tanto hasta que no haya un fallo definitivo no se debe de descartar la posibilidad de que Capriles pueda ser el próximo presidente de Venezuela.

Como Gobernador de Miranda, tiene muchas responsabilidades y no sabemos hasta dónde sea conveniente que siga allí. Para nosotros debería renunciar a este cargo y así podría dedicarse de lleno a liderar la oposición. El problema es que mientras es gobernador, anda en otros estados, viaja a otros países y da la sensación de que no está cumpliendo a cabalidad con sus responsabilidades como gobernador del estado que lo eligió.



Como líder de la oposición la gente espera demasiado de él y la mayoría no comprende que su actuar con los resultados y en contra de los que ejercen el poder, está basado  -como abogado que es-  en la constitución y las leyes.

Capriles no es militar, ni es conspirador, el hombre no quiere una guerra civil, es pacifista, sabe que el camino que se escogió es más largo, es de paciencia y no todos lo comprenden.

Todo esto lo entendemos, al fin de cuentas en los medios oficiales -que son casi todos- no lo toman en cuenta, pero nosotros nos preguntamos ¿Qué será más beneficioso, continuar con esta estrategia o concentrarse en el liderazgo?

Las denuncias ante las Instituciones y el llamado a la calle es la única posibilidad legal que se tiene en Venezuela por ahora para presionar al gobierno y a las instituciones  para que las cosas se hagan a derecho.  Convocar a un paro de brazos caídos bien planificado también podría ser más efectivo y representaría el malestar de todos los venezolanos, esto no lo debe de sugerir Henrique Capriles en su calidad de candidato pero sí lo pueden hacer otras personas.

El paro de brazos caídos lo podrían impulsar María Corina Machado y Leopoldo López, junto a otros líderes que representen todos los sectores del país.  Tanto el llamado a la calle como el paro de brazos caídos pueden obligar a un gobierno a renunciar como a enderezar el rumbo de lo actuado, todo dependerá de la fuerza de espíritu que se tenga.

Como lo dijo María Corina recientemente en Lara “La protesta es el derecho a reclamar por tus derechos… El TSJ debió responder a la solicitud de impugnación de las presidenciales en apenas dos días. Ya han pasado tres meses y no han dado respuesta. Esto demuestra que en este país no hay democracia ni separación de poderes, por eso, todos los ciudadanos debemos reclamar a las instituciones el cumplimiento de la constitución y el respeto de los derechos.”  Y más adelante afirmó “Es momento de activar la movilización”.    http://dolartoday.com/maria-corina-es-momento-de-activar-la-movilizacion/

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: