Manuel Zelaya, con las manos arriba y la soga al cuello


Por: Carlos Vilchez Navamuel

Lo que es obvio y está cada día mas claro, es que para la comunidad internacional son más importante las próximas elecciones del 29 de noviembre del 2009, que devolverle el poder a Zelaya.

Manuel Zelaya, el presidente sin país que gobernar viajó por todo América financiado por su benefactor, el presidente venezolano Hugo Chávez Frías quien avión y tarjeta le facilitó. Su propósito fue siempre buscar el apoyo internacional el cual nunca perdió, intentó entrar a Honduras varias veces, hasta que de forma sigilosa lo consiguió.

Ya en tierra hondureña y asilado en la embajada de Brasil, Zelaya inició una ronda de conversaciones con observadores y colaboradores de la OEA en busca de un acuerdo con el gobierno de Micheletti, los hondureños conformaron comisiones, iniciaron diálogos y charlas, las propuestas iban y venían pero el acuerdo no llegaba, el punto álgido estaba en como devolverle el poder al presidente depuesto sin que este llegara a tener poder.

Pero de pronto llegan los norteamericanos, con el subsecretario de Estado adjunto para Asuntos Hemisféricos Thomas Shannon a la cabeza y en horas logran un acuerdo que decía entre otras cosas que se conformaría un gobierno de unidad nacional lo mas pronto posible con políticos de todos los partidos, una comisión para verificar y hacer cumplir todos los puntos del acuerdo integrada por dos extranjeros y dos hondureños, las elecciones estarían legitimadas y el Congreso tendría la última palabra, para restituir de nuevo al presidente depuesto, eso si con las debidas consultas a la Corte Suprema y a otras instituciones, porque la duda estaba en a quien le corresponde resolver el retorno del mandatario derrocado, si es al máximo tribunal hondureño como sostenía el presidente interino, Roberto Micheletti, o si era prerrogativa del Congreso, como defendía Zelaya.



Para sorpresa de todos el acuerdo se rompió, porque según afirman “las malas lenguas” los representantes del hombre del sombrero obviaron en el acuerdo la amnistía para Zelaya y lo pusieron “manos arriba” al mejor estilo vaquero, y posiblemente con una cuerda en el cuello, esto porque existen contra Mel Zelaya 18 órdenes de captura, por 18 diferentes delitos, afirmaciones hechas por el portavoz de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, el abogado Danilo Eyzaguirre, en una entrevista realizada en Tegucigalpa por la BBC de Londres.
http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/11/091104_0036_entrevista_corte_honduras_irm.shtml

Lo que es obvio y está cada día mas claro, es que para la comunidad internacional son más importante las próximas elecciones del 29 de noviembre del 2009, que devolverle el poder a Zelaya, así lo afirmaron los europeos, y así estaba la posición de la OEA al día 5 de noviembre del 2009

Ya lo han dicho algunos analistas, las elecciones en Honduras van y están legitimadas por la comunidad internacional, lo demás es parte del juego. “atolillo con el dedo” a Zelaya.

Al hombre del sombrero no solo lo “pusieron mas arriba” sus últimas declaraciones a la BBC de Londres son tan desalentadoras y claras cuando dijo “Estados Unidos cambió de prioridades y nos dejó en medio del río” que lo único inteligente que le queda por hacer es salir como entró.

Los mejores deseos a los hondureños, la prueba más importante está por venir, que logren realizar las elecciones en paz y armonía, que acepten los resultados, y pasado esto, la comunidad internacional poco a poco aceptará quiéranlo o no al nuevo presidente elegido.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda:

1 comment for “Manuel Zelaya, con las manos arriba y la soga al cuello

  1. antonio
    14 Noviembre, 2009 at 18:16

    Felicidades Carlos por tu escrito. Esperemos en los próximos días las elecciones Hondureñas, las cuales deben de respetar todos los países para que los hondureños puedan vivir en paz.