No más privilegios para los burócratas

Por Carlos Vilchez Navamuel

burocracia

En 2011, Oscar Rodríguez elaboró un reportaje en el periódico La República donde nos señalaba entre otras las diferencias salariales que existen entre los empleados públicos y los de la empresa privada así como también los beneficios y privilegios que han alcanzado los empleados públicos, veamos lo que nos dijo  Rodríguez en esa oportunidad “En lo que a privilegios se refiere, el más básico es el hecho de que para efectos prácticos, el empleado público cuenta con el trabajo de por vida. Ya sea el caso de un empleado del Gobierno o de una empresa pública, la única forma de que se despida a un burócrata es cuando comete una falta grave. Aun así, el trabajador puede apelar la decisión, en un proceso largo, durante el cual siempre recibe el salario. Bajo este esquema, es casi imposible despedir un empleado con bajo desempeño. Otro derecho de una parte del sector público es permitir una cesantía de 20 años, cuando un empleado se pensiona, mientras que los trabajadores privados tienen un tope de ocho años. También hay montos que se pagan sobre el salario base del empleado público, que oscilan entre un 10% y un 30% por obtener un título universitario, aunque sea en un área no relacionada con el puesto. En cuanto al pago de la anualidad un complemento al sueldo que oscila entre un 2% y un 5% no hay un control adecuado. “La anualidad buscaba premiar a los empleados eficientes, pero el 99% lo recibe”, dijo Francisco Chang, director de Salarios e Incentivos del Servicio Civil. Por cierto, los incrementos en los salarios mínimos estatales no han subido más que los del sector privado; no obstante, en el Estado los aumentos también se aplican a los beneficios”.

Más adelante añadió “La situación es peor aún en los entes autónomos, como el ICE, Japdeva, universidades públicas, Caja, y bancos estatales, que ofrecen no menos de 103 diferentes beneficios, en muchos casos negociados con sindicatos, sin primar principios de balances financieros.                                                                 https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=5322116

Y nosotros nos preguntarnos ¿Por qué razón los empleados públicos ganan más que los empleados privados? ¿Acaso son diferentes al el resto de la ciudadanía?  ¿Por qué los empleados públicos tienen tantos privilegios? ¿Por qué contratar más burócratas y duplicar instituciones en el sector público? ¿Por qué los gobernantes hacen las cosas tan mal? ¿Es acaso sostenible continuar con estas políticas estatistas? ¿Es que no se dan cuenta los políticos que los presupuestos ya no alcanzan y que los ticos ya no queremos pagar más impuestos?

Estas y muchas otras preguntas deberían hacerse todos los costarricenses antes de apoyar a estos partidos políticos de tipo socialistas como el PLN que en los últimos años insertaron al aparato estatal más de 60.000 empleados públicos sin importarles el costo económico que esto significaría para los próximos gobiernos y para todos los costarricenses.

El año pasado cuando se presentó la huelga de los trabajadores públicos la presidente de Costa Rica Laura Chinchilla afirmó entre otras cosas que “Mientras algunos van a huelga de manera tan simple, hay muchas y muchos otros costarricenses que darían lo que fuera por tener acceso a ese trabajo, porque yo no sé si ustedes lo saben, pero los trabajos en el sector público hemos procurado que sean trabajos dignos, lo mejor pagados posibles. El Ministro de Planificación nos recordaba también que en el sector público casi no hay pobres. “Es posible que haya algunos funcionarios mejor pagados que otros, pero casi no hay pobres”. Además afirmó que “Los datos sobre nivel de pobreza entre los empleados del sector público provienen de la Encuesta Nacional de Hogares del 2012, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Y añadió que “La información del INEC indica que, en el sector público, solo un 1,7% es pobre y en el privado, un 17%”.  http://www.nacion.com/nacional/Presidenta-Laura-Chinchilla-publico-pobres_0_1350065121.html



El pasado viernes 14 de marzo 2014, el periódico La Nación publicó en la primera página una noticia que tituló “Incentivos en sector público, cuestan tanto como salarios” y en las dos páginas que abordó el tema afirmó que “Sobresueldos en Gobierno Central son del 42% del gasto total de la planilla”. Y lo comparó con otros países al informar que mientras el país destina un 42% del gasto corriente a salarios, Chile utiliza solo el 19% y Colombia el 15%. http://www.nacion.com/elecciones_2014/Costo-incentivos-alcanza-salarios-publicos_0_1402259762.html

El 18-03-14 aparece en el mismo periódico un escrito de don Jorge Woodbridge, titulado “Hacer cambios radicales” donde afirma  entre otras cosa que “Nuestra democracia está cuestionada por el desempeño y la transparencia, pero los culpables somos todos los que hemos dejado de controlar los salarios, la calidad y el desorden en el sector público. No podemos seguir creando nuevas instituciones sin contar con recursos frescos”.  Añade más adelante “Necesitamos hacer una reingeniería del sector público, antes de que sea tarde. Se debe limitar la creación de nuevas plazas y establecer más controles”.  Y termina afirmando que “No se puede seguir alentando el tamaño y la expansión de privilegios. Se debe hacer un cambio radical. No es válido que los sindicatos se vayan a paros para pedir más privilegios. Debe acabar ya esta fiesta. Si no, el malestar social crecerá y habrá más desconfianza en nuestra democracia y en nuestros gobernantes”. (Lo destacado y las negritas son nuestras) http://www.nacion.com/opinion/foros/Hacer-cambios-radicales_0_1403059712.html

Tiene razón don Jorge en admitir que los culpables son todos aquellos irresponsables que han dejado de controlar salarios, calidad y desorden en el sector público, permitiendo además que la burocracia creciera tanto, pero preguntamos ¿Por qué se ha permitido todo esto?

Otro comentario escrito días después por Rolando Guzmán Calzada en ese mismo diario nos explicaba que “Alrededor de un 60% del presupuesto nacional queda en manos de 295.000 funcionarios, que representan un 15% de la fuerza laboral del país. Dicho sector cuenta con una cantidad irracional de privilegios que los convierten en el único gremio de trabajadores públicos de Latinoamérica que ganan entre un 23% y un 50% más que sus contrapartes en el sector privado”.  Y añade  algo sumamente importante  “Las bonificaciones y los pluses que conceden las 54 convenciones colectivas de las instituciones estatales son tan bondadosos que un aumento a la base de un 0,43% se convierte automáticamente en un alza salarial de entre 5% y 9,17%”. http://www.nacion.com/opinion/foros/empleo-publico-INS_0_1403659628.html

No es de extrañar entonces que como dice el estudio Presupuestos públicos 2014 de la Contraloría General de la República (CGR) que el presupuesto estatal destinado a la inversión en obra pública cayó por cuarta ocasión consecutiva pues las instituciones públicas calcularon sus presupuestos para desarrollar infraestructura equivalentes al 7,5% del producto interno bruto (PIB), en el 2014, mientras que en el 2010 esa relación era del 11%. Y  la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) nos informa que Costa Rica aparece ahora como el país que menos recursos destinó al gasto de capital como porcentaje del PIB, en Latinoamérica, en el 2013, y en el mismo estudio denominado “Balance de las economías de América Latina y el Caribe” nos dice que el Poder Ejecutivo costarricense utilizó solo un 1,5% de la producción en inversión de obra pública. Mientras, el promedio latinoamericano fue de 5,1%”.

Si los empleados públicos han obtenido tantos incentivos y privilegios es porque los gobernantes de turno han cedido a las presiones de los sindicatos cada vez que así se lo han exigido, la responsabilidad ha sido únicamente de  aquellas personas que en su momento gobernaron y tomaron esas decisiones, es obvio que optaron por lo más fácil, por todo esto, nuestro titular es  NO MÁS PRIVILEGIOS PARA LOS BURÓCRATAS.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: