Ottón Solís ¿Líder o caudillo?

Por Carlos Vilchez Navamuel

Además de todas las cosas que se dicen y se comentan en la prensa y las redes sociales sobre don Ottón Solís y sus controversiales opiniones en asuntos de interés nacional, vemos que se discute también si don Ottón es un líder o un caudillo, términos que a veces se utilizan en política para alabar o descalificar a sus principales dirigentes.

Algunas personas señalan a don Ottón Solís como un verdadero líder, otras en cambio lo ven como una persona autoritaria, intransigente, prepotente. Por ejemplo, ahora que se armó esta controversia, el Presidente de la Asamblea Legislativa Juan Carlos Mendoza del PAC le dice a don Ottón vía Facebook que “En el PAC aprendí que los condicionamientos y el caudillismo son prácticas de la política tradicional que conviene desterrar. Aprendí que la palabra y los compromisos son para cumplirlos. Aprendí que la institucionalidad partidaria se respeta, y que son los órganos oficiales los llamados a definir los lineamientos de nuestra acción política.” Y terminó diciendo “No acepto condicionamientos ni imposiciones que contradicen nuestros principios.” http://www.carlosvilcheznavamuel.com/otton-solis-enredado-en-sus-propios-mecates/

En el Foro X CR en su sitio de Facebook también se mencionó algo sobre el tema “En uno de sus comentarios, el señor Bruce Masís nos decía en una nota titulada “Caudillo o Líder” que “Por definición un caudillo es un jefe. Es la persona que ejerce el mando ya sea por nombramiento superior o porque hereda el poder. A veces se auto-nombra en el puesto y lo practica de forma dictatorial. Impone sus propias ideas, es inflexible y destruye la creatividad de los demás al negarles la libertad de pensar y decidir. El líder, en cambio, posee un conjunto de capacidades para influir en las personas, haciendo que trabajen con entusiasmo en el logro de metas y objetivos compartidos. El líder motiva a los demás por medio de su capacidad de persuasión e influencia. Es capaz de inspirar y asociar a otros con un sueño. Tiene la habilidad de escuchar y en todo momento refleja una visión clara y simple.” Un verdadero líder siente un llamado que le eleva por encima de sí mismo. Posee integridad de modo que sus palabras y sus obras coinciden. Sabe que todos necesitamos participar en la definición de la meta y promueve la aparición de nuevos líderes. Es, esencialmente, un agente de cambio. HOY EL MUNDO NECESITA LÍDERES, NO CAUDILLOS.”



Pedro Muñoz en su columna Re-Soluciones escribió un artículo titulado “Del Caudillismo al liderazgo”, allí entre otras cosas dice “El caudillo no negocia, pacta; no miente porque, con cinismo, es irresponsable y descarado; instruye y pontifica sin hacer preguntas ni buscar consensos porque su ética es la verdad y su verdad es más importante que las relaciones de largo plazo, las metas y los resultados. El líder cambia las reglas para empoderar y compartir responsabilidades con su equipo de manera espontánea rinde cuentas sobre su agenda y presupuesto y exige lo mismo de sus co-equiperos; tiene la inteligencia emocional para aceptar errores y rectificar.” http://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=5324277

Como vemos, cada cual tiene una idea de lo que estas palabras significan, de ahí que vale la pena aclarar todas y cada una de ellas por el bien común, pero al hacerlo nos basaremos en lo que nos dice el Diccionario de la Real Academia Española.

Por ejemplo cuando se le dice a una persona que es Autoritaria se funda en el principio de autoridad, aquella que tiende a actuar con autoritarismo, sea en un régimen u organización política, se dice además de aquella persona que ejerce el poder sin limitaciones. Por su parte Caudilo es aquel hombre que, como cabeza, guía y manda la gente a la guerra. O que dirige algún gremio, comunidad o cuerpo. Líder en cambio es aquella persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora. Muy diferente es el Estadista que es aquella persona con gran saber y experiencia en los asuntos del Estado.

Ante sus actitudes públicas de todos conocidas, don Ottón se presenta más bién como un líder con características autoritarias, y no como un caudillo tal y como se le ha querido etiquetar, pensamos eso sí, que más que líderes, Costa Rica necesita líderes con visión de estadistas y don Ottón no lo es.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: