“Perlas” del mal desempeño en el Estado costarricense

Por Carlos Vilchez Navamuel

Es una pena, pero la realidad no se puede ocultar, aquí algunos señalamientos que describimos con ironía como “perlas” que revelan el mal desempeño y la incompetencia de muchos funcionarios del Estado costarricense.

No podemos entender por ejemplo que el gobierno no cuente con empleados públicos capaces de resolver problemas insignificantes como arreglar de una vez por todas el paso de Cambronero que lleva años sin lograr una solución definitiva.

Menos podemos comprender la incapacidad de algunos funcionarios del gobierno para reparar un puente en una de las carreteras más transitadas de la nación, increíble pero cierto, han pasado dos años desde que se detectó un problema con las platinas del puente del Virilla y los responsables del mantenimiento no han sido capaces aún de resolver el problema cabalmente.

No podemos entender las ocurrencias de diputados y funcionarios públicos a la hora de presentar leyes y designar multas desproporcionadas como las existentes por ejemplo en la ley de tránsito.

No podemos entender como se aprueban y entran en vigencia de un día para otro multas totalmente desproporcionadas por exceso de velocidad en las carreteras nacionales sin estudios técnicos tanto en velocidades como en los sitios donde fueron escogidos, multas que sobre pasan a las adoptadas en países desarrollados como Francia.



No podemos entender como los funcionarios públicos tiene la desfachatez de pedir más impuestos sin presentarnos un plan de austeridad gubernamental.

Y tampoco podemos comprender como se presenta un “paquetazo” de impuestos, cuando la administración pública no ha sido capaz de cobrar bien los que ya existen -que no son pocos- como bien lo señaló el coordinador de proyectos para América Latina en el Cato Institute, en Washington DC. Juan Carlos Hidalgo en su artículo titulado “El cuento de la baja carga tributaria” y que fuera publicado el en el periódico El Financiero a comienzos de este año. http://www.elfinancierocr.com/blog/porlalibre/?p=1355

Lo dicho arriba ha sido solo una muestra de la incapacidad y mala ejecución de muchos de sus funcionarios públicos, concluimos entonces, que estos burócratas y los políticos que están en el poder no están realizando correctamente la labor que les corresponde, no administran bien el erario público, no fiscalizan las entidades públicas como se debe (caso de la CCSS es un ejemplo) y no se exige el debido control para darle seguimiento a la eficiencia o incompetencia de sus funcionarios.

O cambiamos para mejorar rápidamente o el país y sus Instituciones se irán desmoronando sin control muy pronto. Estamos a tiempo.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: