Si el capitalismo anda mal, el socialismo no está mejor

Por Carlos Vilchez Navamuel

Si hemos de hablar de capitalismo y de socialismo, es justo aclarar primero a que nos referimos, porque como sabemos, existen múltiples interpretaciones sobre estos vocablos. El RAE define: Capitalismo 1. m. Régimen económico fundado en el predominio del capital como elemento de producción y creador de riqueza. Socialismo:1.m. Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes.

Entendemos también que la mayoría de las personas no comprenden muy bien estos conceptos, y posiblemente se confundirían más al oír por ejemplo a Fidel Castro, el ex presidente cubano, decir en una entrevista a los periodistas Vanessa Davies, Walter Martínez y Andes Izarra, y al productor independiente Mario Silva, http://noticiaaldia.com/2010/08/fidel-castro-a-periodistas-venezolanos-el-socialismo-es-comunismo/ que “El socialismo es igual a comunismo tal y como lo definió Marx”
http://www.youtube.com/watch?v=yHZoR1KCG3A&feature=related

Sin embargo como se sabe hay diferentes tendencias e interpretaciones sobre esta ideología, por ejemplo existen países democráticos cuyos gobiernos son socialistas moderados que han sido exitosos, Brasil, Suecia son solo un ejemplo, abrieron el mercado y comprendieron hace mucho tiempo que el Estado debe ser más que benefactor, deber ser posibilitador, contrario a esto existen gobiernos socialistas más radicales en países como Venezuela que entre otras cosas se caracteriza por ser autoritario, centraliza el poder y quisiera eliminar del todo a la empresa privada.

De igual forma cuando hablamos de capitalismo, oímos expresiones como capitalismo salvaje, capitalismo inhumano, etc., sin embargo eso ha ido cambiando con el tiempo y hoy día podemos decir que el capitalismo se ha ido humanizando cada día más, Australia es un buen ejemplo de ello.

Los comunistas y socialistas radicales se aprovechan de las crisis para hablar del fracaso del capitalismo, especialmente si es EEUU el que la padece, aseguran que ha llegado a su fin, pero se olvidan que el capitalismo ha sufrido muchas crisis, todas ellas superadas y de ellas ha salido más bien fortalecido.

Ahora bien, si el capitalismo anda mal hoy día por la burbuja inmobiliaria y la crisis financiera mundial, el socialismo no está mejor, esto lo vemos con los graves problemas que están sufriendo algunos países del sur de Europa, donde por fin se destapan las verdaderas causas de sus problemas, no es solo la crisis financiera lo que los ha llevado a esta situación, es la acumulación de muchos hechos entre los que podemos mencionar el gasto público desmedido de los gobiernos, beneficios a los empleados públicos, una burocracia gigante e ineficiente, poca productividad.



Portugal, Grecia, España, se han endeudado y gastado a manos llenas, en Grecia por ejemplo que como se sabe está en “la cuerda floja” consume más del 80% del gasto público en sueldos y pensiones de los trabajadores del sector público. http://www.nacion.com/2011-10-29/Opinion/la-ruta-hacia-grecia.aspx El escritor griego Petros Markaris acaba de afirmar en un reportaje hecho en Televisión Española que durante las últimas tres décadas Grecia ha pedido prestado para sostener artificialmente un sistema de vida que no era el que les correspondía.

En nuestra región podemos mencionar un experimento de socialismo más radical, el Socialismo del siglo XXI que impulsa Chávez en Venezuela, y que como sabemos, aún con 12 años continuos en el poder y con la entrada de miles de millones producto de los petrodólares, no ha sido capaz de levantar los índices de equidad, seguridad y desarrollo, una nación que contaba con 40 años de democracia en evolución, pasó a tener un gobierno socialista radical, autoritario, ineficiente, que coarta las libertades, aumenta la burocracia por puro clientelismo, hace expropiaciones por doquier, amenaza a la empresa privada, estatiza todo lo que puede y tiene a más de la mitad de la población en su contra.

Hay que destacar también, que los seguidores del socialismo en general, pretenden obviar, que los gobiernos socialistas sobreviven y prosperan gracias a esas economías libres que tanto odian, muchos de esos países por no decir todos, comercian e intercambian con los países capitalistas, Venezuela es un claro ejemplo de ello, Estados Unidos de América es su principal socio comercial.

El mundo evoluciona en todos los aspectos, entre ellos están el educativo, científico, social y político, el socialismo y el capitalismo no son la excepción. Como ya lo mencionamos anteriormente, hoy día nos encontramos con gobiernos socialistas modernos, exitosos y moderados como los existentes en los países escandinavos, y gobiernos capitalistas como el australiano con una conciencia social y ambiental ejemplar.

El éxito de los gobiernos socialistas modernos y moderados se caracterizan por ser honestos, incorruptibles, hace muchos años entendieron que sin la empresa privada y sin las libertades económicas y políticas es imposible progresar, entendieron la globalización y la han aprovechado a cabalidad.

El éxito del capitalismo es que además de que impulsó de una u otra manera las libertades en las sociedades modernas, es un sistema que permite crear riqueza individual, el capitalismo moderno agrega a esto más conciencia social, se ha vuelto ambientalista, tiende a ser un capitalismo más humanista, su paradigma ahora es el de ganar, ganar.

Con el tiempo -estamos seguros- nos iremos olvidando poco a poco del fundamentalismo de ambas ideas que nacieron confrontadas, nos iremos acercando al centro democrático, con menos clientelismo, más honesto y pragmático, hacia una sociedad plena de libertades y sobre todo más consciente y humanista.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: