Sobre el PUSC y su futuro


Por Carlos Vilchez Navamuel
Consultor de Bienes Raíces

Si el PUSC no cambia su estructura política, si no cambia su visión del mundo y si no se renueva de forma notable y convincente, posiblemente fenecerá como muchos otros partidos.

Nuevos vientos soplan en las llanuras del partido de la Unidad Social Cristiana, la renuncia a la política de su líder Rafael Ángel Calderón Fournier abre un portillo para que aparezcan nuevos líderes, queda sin embargo una pregunta en el aire ¿Será esto realmente cierto, dejará el poder Rafael Ángel verdaderamente o es meramente un cálculo político?

Tres candidatos a la presidencia del partido se disputarán este liderazgo este fin de semana, uno joven, Gerardo Vargas 31 años, ex presidente ejecutivo del Instituto de Desarrollo Agrario y ex presidente del Tribunal Ambiental y dos no tanto, Humberto Vargas de 49 años, ex candidato a la vicepresidencia de la República en las elecciones pasadas por la Unidad, y Jorge Eduardo Sánchez de 48 años ex diputado.

Independiente de quien gane, el elegido deberá proponer cambios sustanciales y no “un simple maquillaje político” porque de lo contrario sus partidarios -hoy día pocos- se irán alejando. El PUSC está ideológicamente dormido, al día de hoy está estructurado ideológicamente con ideas cristianas y socialistas, algunos de sus dirigentes se han inclinado en la balanza hacia la izquierda otros hacia la derecha según les ha convenido electoralmente hablando, se quedó con ideas del siglo pasado sin nada nuevo que ofrecer, así lo pudimos observar cuando su candidato en la campaña pasada no nos ofreció nada nuevo, todo lo contrario, don Luis confesó estar mas alineado a las ideas del PAC el partido de los”progre” que a los liberales.



El PUSC y sus líderes no han sabido “leer los signos de los tiempos” pareciera que dejaron de ver lo que sucede en el resto del mundo, en contra partida los líderes del partido opositor, el PLN si lo han hecho, han modificado sus lineamientos con pragmatismo, cosa que le ha dado buenos resultados.

Si el PUSC no cambia su estructura política, si no cambia su visión del mundo y si no se renueva de forma notable y convincente, posiblemente fenecerá como muchos otros partidos.

Por otro lado otros “vientos corren” informándonos que hay un grupo de social cristianos interesados en comenzar y proponer un nuevo partido, si esto se llegara a concretar, entonces la tarea de los nuevos dirigentes del PUSC será sin duda alguna mucho más difícil.

El futuro de cualquier partido político estará conceptuado ideológicamente en el centro de la balanza, deberá prevalecer el pragmatismo, deberá tener ideas muy claras, ofrecer el disfrute de todas las libertades que nos brinda una democracia moderna y una visión verdaderamente humanista con equidad social sustentable con el ambiente.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: