Traficantes de información


Por Carlos Vilchez Navamuel

“El poder tiende a corromper’ y mucho poder corrompe mucho” Lord Acton en 1887

Nadie ignora que los medios de comunicación en el mundo son cada día más poderosos. Este poder lo ostenta principalmente en tres formas, uno, son poderosos económicamente hablando, dos, tienen poder para influenciar al público a su conveniencia con sus noticias e informaciones, esto los hace realmente poderosos, pero, lo que los hace verdaderamente poderosos, es un poder detestable y perverso, tiene que ver con el poder de dañar o destruir en diferentes formas la imagen o la honorabilidad de las personas. El periodista francés, Jean Daniel, lo sintetizó muy bien al decir que los medios de comunicación y los periodistas tienen una capacidad para hacer el mal que es devastadora y añadía: “En un día o en una hora se puede deshacer una reputación. Es un poder terrible. ”http://www.elpais.com/articulo/reportajes/capacidad/hacer/mal/tiene/periodista/devastadora/elpepusocdmg/20090118elpdmgrep_3/Tes

Comprendemos que al igual que los sistemas religiosos o políticos, la ciencia o la tecnología, la “Prensa” como un todo evoluciona y tiende a mejorar, pero, no podemos ignorar que también estos medios son dirigidos y manejados por seres humanos, y al igual que otras actividades de nuestra sociedad, tienen indudablemente cosas oscuras que contar.

A través de la historia se han alineado a sus propios intereses en lo económico, político y militar, tanto de izquierda o de derecha, por mucho tiempo han mentido, ocultado, tergiversado y manipulado de forma perversa la información aprovechándose de su poder. Lamentablemente estas prácticas para desgracia de muchos, todavía prevalecen en la mayoría de los países y nuestra región no tiene porqué ser la excepción..



En España apareció el año pasado un libro titulado “Traficantes de información, La historia oculta de los grupos de comunicación españoles” Fue escrito por el conocido periodista y escritor español, Pascual Serrano, licenciado en Periodismo en 1993 en la Universidad Complutense de Madrid, un periodista que inició su carrera de periodismo en el famoso diario español ABC. Ya en el 2009 había publicado otro polémico libro titulado “Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo”
http://www.pascualserrano.net/

Dos comentarios sobre el libro nos dan una idea del trabajo publicado, el primero dice: “Si hay algo de lo que los medios de comunicación informan poco es precisamente de ellos: de quiénes son sus dueños, en qué otras industrias participan, qué bancos les prestan el dinero, cuánto cobran sus directivos, cómo explotan a sus trabajadores, a qué se dedicaron hace años.” http://www.akal.com/libros/Traficantes-de-informaciOn/9788496797505

El segundo comentario nos ayuda a entrever más el contenido del libro: “Con una incisiva mirada, desentraña el funcionamiento de los grandes medios de masas para hacernos comprender que la desinformación es una constante. Lo que creemos que está sucediendo en el mundo es sólo una falsa composición al servicio de unos intereses que van, poco a poco, conformando la opinión pública.” http://www.pascualserrano.net/mis_libros/desinformacion-como-los-medios-ocultan-el-mundo

Mientras leemos estas pocas frases, las preguntas revolotean de forma instantánea ¿Existirán los mismos vicios en todos los medios de comunicación? ¿Qué tipo de intereses políticos manejan estos grupos? ¿Cómo se benefician? ¿Cuánta desinformación hay? ¿Son acaso estos medios inmaculados? ¿Cómo podemos defendernos de estos medios corruptos cuando abusan de su poder? ¿Quién o quienes y cómo se pueden cuestionar los medios de comunicación hoy día? http://porunaprensamashumanayobjetiva.blogspot.com/2011/02/la-corrupcion-tambien-existe-en-la.html

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: