UNASUR se compromete a ser una zona de paz ante la ONU, pero…

Por Carlos Vilchez Navamuel

UNASUR-ONU
Un cable de la agencia EFE nos dice que “La canciller Eda Rivas en representación de Perú, país que detenta la presidencia Pro Témpore de Unasur, ha participado este martes 07 de agosto, en la sesión del Consejo de Seguridad en la que se ha debatido sobre “Cooperación entre las Naciones Unidas y las Organizaciones Regionales y Subregionales en el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad Internacionales”

La canciller manifestó además que “A pesar de no existir en Sudamérica conflictos de riesgo entre países de la región, ni situaciones de violencia extrema, la paz y la seguridad deben ser preservadas permanentemente mediante el fortalecimiento de la democracia y el absoluto respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales.”  Estas declaraciones en una primera instancia, parecieran infundir aliento respecto a la delicada situación que vive Venezuela, desde las elecciones presidenciales celebradas en ese hermano país el pasado 14 de abril, debido a que podríamos entender que algunos países miembros de UNASUR comprometidos con Protocolo Adicional al Tratado Constitutivo de UNASUR sobre Compromiso con la Democracia,  podrían estar dispuestos a considerar el derecho que reclaman a tener una auditoría integral más de 7.363.980 voces disidentes  en Venezuela, solicitando rectificar así en el seno del organismo, las declaraciones de la Misión de Acompañamiento Electoral de Unasur, que en fecha 15 de abril, que dio por válidos a pesar de las denuncias, los resultados electorales a favor del Sr. Nicolás Maduro.

Sin embargo y dicho lo anterior, la realidad es que aparte de las declaraciones de la Canciller Rivas, no hemos visto una acción clara de parte de este organismo con respecto a los reclamos de la oposición venezolana.

A propósito de este tema, la abogada venezolana residente en España,  Yajaira María Tirri Foster en su muro de Facebook comenta que “NO SE PUEDE SER JUEZ Y PARTE A LA VEZ!..¡PODEMOS PRESUMIR LA BUENA FE, PERO ESO NO ES SUFICIENTE!.”

Y no le quitamos razón a sus lógicas dudas y las de más de 7 millones de venezolanos sobre esas declaraciones de intenciones por parte de la Canciller peruana en esta ocasión, ya que después de haber sido convocada la  reunión extraordinaria de jefes de UNASUR para debatir sobre las elecciones en Venezuela apenas 4 días después de los comicios presidenciales con la participación de los mandatarios de Argentina, Cristina Fernández; Uruguay, José Mujica; Brasil, Dilma Rousseff; Colombia, Juan Manuel Santos; Chile, Sebastián Piñera, Bolivia, Evo Morales, Ecuador representada por su vicepresidente Jorge Glass y el anfitrión peruano, Ollanta Humala, declararon oficialmente vencedor al candidato chavista Nicolás Maduro.  Por lo que se hace entre otras cuatro preguntas que nos han llamado la atención:



1) ¿Cómo puede hacer efectivo UNASUR ante el Consejo de la ONU su compromiso de ser una zona de paz, si la mayor parte de sus miembros son aliados políticos-estratégicos y/o beneficiarios directos de la dilapidación de los recursos que ha hecho el gobierno de Venezuela desde hace más de 14 años, para favorecer, consolidar y exportar su revolución bolivariana?

2) ¿Qué pretenden con eso, ser la viva expresión de las dos caras de la moneda, por el anverso mostrar su rostro amigable y por el reverso ser un bálsamo para el régimen?

3) ¿Pueden acaso los miembros de UNASUR ser interlocutores válidos para pretender ser mediadores, sin hacer antes haber hecho ante el país y el mundo entero una rectificación de hecho y de derecho frente a los atropellos sistemáticos que se comenten en Venezuela contra los valores democráticos y los derechos humanos recogidos en nuestra constitución y de los que hasta el día de hoy se han hecho cómplices desde mucho antes de aceptar la írrita proclamación del Sr. Nicolás Maduro con el ánimo de legitimarle, a pesar de las irregularidades del proceso electoral del pasado 14 de abril de 2013?.

4) ¿Acaso son moral y políticamente idóneos para proponer, promover y pretender ser mediadores ante la grave crisis que vive Venezuela?

Quién o cuales instituciones van a contestar esto, no lo sabemos, lo que sí es cierto es que no podemos ser ingenuos ante los antecedentes que tenemos.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: