Venezuela sin luz y al borde del despeñadero

Por Carlos Vilchez Navamuel

Apagon en Venezuela

Las continuas noticias sobre la situación internas en Venezuela no terminan, ayer 03-09-13 tanto  los medios de prensa nacionales como internacionales publicaron que el país había sufrido un apagón en 14 Estados.

El presidente Maduro justificó su incapacidad como siempre, y salió al paso culpando a lo que él llama la extrema derecha venezolana, sus manifestaciones el 03-09-13 a través de su twitter  fueron “A esta hora todo parece indicar que la extrema derecha a retomado su plan de Golpe Eléctrico contra el país. Alerta y Activos los Venceremos”. (Los errores ortográficos son de Maduro).

Maduro ocultó una información que seguro él sabía pero que el periódico Nacional de Venezuela del 03-09-13 nos lo recordó como lo podemos ver a continuación “Los sindicatos de Corpoelec en el estado Bolívar habían advertido de un apagón multiestado en el mes de febrero por la inestabilidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN)”  y que “Técnicos de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar informaron que dos unidades de 800 kv salieron forzosamente del sistema como parte del protocolo de seguridad”.      http://www.el-nacional.com/regiones/Sindicatos-electricos-advertido-apagon-multiestado_0_257374443.html

Y no lo mencionó, simplemente porque han sido incapaces de solucionar los graves problemas que enfrenta Venezuela, lo mismo sucede con el agua y con la inseguridad.  ¿Quién está gobernando en Venezuela, los chavistas o la oposición? ¿Quiénes tienen la responsabilidad el gobierno de Maduro o los opositores?

Nuestra  interpretación de lo que está sucediendo en Venezuela es que el presidente Maduro además de su ya conocida ineptitud,  recibió un estado quebrado, herencia del expresidente Chávez que gastó, despilfarró y administró a su antojo de manera irresponsablemente.

Ahora como “el hijo político de Chávez” que dice ser  y como gobernante se resiste a cambiar las políticas que podrían sacar del atolladero a ese país porque sus camaradas le verían como un traidor.

La gran ironía de los venezolanos es que mientras su nación es una de las más ricas de Latinoamérica, ahora enfrentan una inflación galopante, constantes devaluaciones, infraestructura deteriorada, desabastecimiento, apagones, inseguridad escalofriante, una economía al borde del colapso y un gobierno incapaz de encontrar soluciones.

Por ahora no hay ningún indicio de que Maduro vaya a solucionar los problemas arriba señalados, por el contrario, lo que vemos es que esta situación  empeorará día con día y este gobierno más temprano que tarde caerá junto con su equipo por tener a Venezuela al borde del despeñadero.

Compartir