Zelaya, un presidente sin país


La Prensa, Panamá
3 Agosto 2009

Por:Carlos Vilchez Navamuel

“Resulta muy claro que la OEA ha sido ‘alcahuete’ y ha hecho caso omiso a todas las denuncias de violaciones hechas por los opositores a estos gobiernos.”

Después de 36 días dando tumbos y montado en un avión, apareció Manuel Zelaya primero en Costa Rica en pijama; luego en Nicaragua acompañado de “tres angelitos” que quisieron darnos cátedra de democracia, nada menos que Raúl Castro, Hugo Chávez y Daniel Ortega en Nicaragua. Más tarde se le vio en la ONU; después intentó entrar en avión a Honduras; luego apareció en El Salvador con los otros presidentes “protegidos” de Chávez, la Kirchner de Argentina y Correa de Ecuador. Por último, se muestra de nuevo en Nicaragua con el canciller venezolano y el legendario Edén Pastora, quienes lo acompañan hasta la frontera, dizque para entrar a su país, pero el miedo resultó tan obvio, que minutos después se devolvió para estar a solo un par de pasos de su frontera y montar un campamento.

En este deambular de aquí para allá su imagen se ha visto seriamente deteriorada ante la opinión pública internacional. Su comportamiento dirigido por el presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías, mentor y financista del hombre del sombrero, lo ha hecho parecer un hombre sin temple y sin dignidad. Su forma de actuar ha sido circense; el mediador Arias Sánchez se mostró opuesto a dichas actuaciones, la Clinton lo consideró imprudente; el resultado, el ridículo ante el mundo político que lo ha apoyado.

Tan mal se ha visto que los periodistas y medios de comunicación han dejado de dar información; la noticia perdió interés.



Y aunque la comunidad política mundial apoya a Mel Zelaya, el presidente por ahora no tiene país que gobernar, el tema resulta tan peculiar y rico en bochornos, que sería ideal para una novela de García Márquez.

Esta situación tan singular nos dice que algo no está funcionando en el sistema democrático latinoamericano, principalmente porque el modelo “chavista” descubrió las debilidades de nuestras democracias y las carencias que en la misma Carta Democrática Interamericana se evidencian, ya que deberíamos de incluir en la misma, artículos que defiendan la democracia per se, de aquellas personas que siendo elegidas por la vía democrática, después no quieran respetarla. http://www.oas.org/charter/docs_es/resolucion1_es.htm Si vemos los artículos 17, 18, 19 y siguientes podríamos pensar que gobiernos como los que existen actualmente en Venezuela y Nicaragua, y el que existía en Honduras con Manuel Zelaya al frente, deberían ser sometidos a una presión internacional más fuerte y a sanciones específicas para obligarlos a que cumplan lo ahí señalado.

Resulta muy claro al leer dicha carta, que la OEA ha sido “alcahuete” y ha hecho caso omiso a todas las denuncias de violaciones hechas por los opositores a estos gobiernos; un ejemplo claro y contundente de esta afirmación es cuando el gobierno “chavista” decide cerrar el canal de televisión más viejo de Venezuela.

Este artículo también fue publicado en:

Prensa Libre, Costa Rica
Manuel Zelaya, un presidente sin país que gobernar
http://www2.prensalibre.cr/pl/comentarios/6648-manuel-zelaya-un-presidente-sin-pais-que-gobernar-.html

El Republicano (Blog de Venezuela)
Zelaya, un presidente sin país
http://movimientorepublicano.blogspot.com/2009/08/zelaya-un-presidente-sin-pais-carlos.html

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: